Te enseñamos

Moderada 25 noviembre de 2014

Qué tratamientos hay para luchar contra el alzhéimer

A la hora prescribirlos se tiene en cuenta las distintas fases en las que se encuentra el paciente

La enfermedad de Alzheimer todavía no tiene curación. Sin embargo, hay muchas investigaciones en marcha, y quizá  llegue un día en el que la ciencia nos sorprenda con un tratamiento curativo. Sí hay, en cambio, tratamientos farmacológicos y no farmacológicos que reducen la velocidad con la que progresa, si la enfermedad se encuentra en un estadio temprano. Además, se disponen de tratamientos para abordar los diferentes síntomas asociados a esta patología, como las alteraciones conductuales. Por eso, antes de adentrarnos en los distintos medicamentos que existen, conviene explicar la diferencia entre tratamiento curativo y sintomático.

Un tratamiento curativo es aquel que devuelve al individuo al estado que presentaba antes del inicio de la enfermedad. El ejemplo clásico son los antibióticos para las infecciones. Un tratamiento sintomático  alivia los síntomas o incluso los hace desaparecer aunque la enfermedad siga ahí.  Por ejemplo, los antiinflamatorios para el dolor de la artrosis de rodilla.

Entre los tratamientos sintomáticos, se encuentran los Inhibidores de la colinesterasa (IACE) que se prescriben para tratar los síntomas relacionados con los trastornos de memoria, el pensamiento, el lenguaje y la comprensión, entre otros.

Se encargan de prevenir la descomposición de la acetilcolina, un transmisor químico con un papel esencial en el proceso de aprendizaje y en la memorización. Estos medicamentos mantienen la comunicación entre las células nerviosas, al mantener altos los niveles de acetilcolina. Hay varios:

Nombre genérico: Donepezilo. Eficaz para: Etapa temprana, moderada y severa
Nombre genérico: Rivastigmina. 
Eficaz para: Etapa temprana y moderada
Nombre genérico: Galantamina.
 Eficaz para: Etapa temprana y moderada

La memantina es otro tipo de medicamento aprobado por las autoridades sanitarias para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer de moderada a severa

Nombre genérico: Memantina. Eficaz para: tratamiento de los síntomas entre las etapas moderada a severa

La memantina se prescribe para mejorar la memoria, la atención, la razón, el lenguaje y la capacidad de realizar tareas simples.  Se encarga de regular la actividad del glutamato, un mensajero químico involucrado en el aprendizaje y la memoria. Puede ser utilizado solo o con otros tratamientos de la enfermedad de Alzheimer.

Un tema controvertido es cuándo se deben retirar los fármacos para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer a lo largo de su  evolución. La respuesta es difícil, tanto para la memantina como para los IACE, cuando la persona llega a la fase severa. Básicamente, hay que detener el tratamiento con estos fármacos cuando deja de beneficiarse de su uso.

Te ayudamos

Damos apoyo con servicios ajustados a vuestra situación

Podemos ayudarte a aliviar el peso de las situaciones difíciles y encontrar soluciones que se adapten muy bien a vuestra vida para conseguir mejorarla, en tu domicilio, por horas o días, con actividades diarias o soluciones de larga estancia.

Te enseñamos
Servicios profesionales, seas o no seas de Sanitas

Valora contar con la ayuda de un experto. Llámanos sin compromiso.

1 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Campos obligatorios

Artículos relacionados