Te enseñamos

Severa

Cuando una hija se convierte en tutora de su madre

Procedimiento de incapacitación

Sara veía como su madre iba perdiendo facultades, poco a poco. Cuando observaba las fotos de hacía tan solo unos meses, se daba cuenta de lo frágil que se encontraba. Aunque conservaba el apetito, cada vez parecía más delgada. Por las tardes, apenas hablaba, y muchos ratos se los pasaba dando cabezadas frente al televisor. Su madre vivía encerrada en su casa, un segundo piso sin ascensor. Como no había forma de que bajara las escaleras por su propio pie, los días no tenían ningún aliciente. Del dormitorio al salón y del salón al dormitorio. A Sara se le partía el corazón. Así que empezó a darle vueltas. Cerca de casa había una residencia con un jardín precioso. Si su madre estuviera allí, aunque solo fuera por el hecho de tomar el aire bajo los árboles, quizá su demencia no progresaría tan rápidamente. El problema era que con la pensión y su sueldo no alcanzaba para pagarla. Pero si alquilaba el piso, entonces sí podría obtener lo que faltaba. Podría probar un mes, y si su madre no mejoraba, volvería a su casa. El problema era que la vivienda estaba a nombre de su madre, pero ella ya no estaba en condiciones de alquilarla o venderla, ni siquiera era capaz de escribir.
 
Se lo comentó a una amiga que era abogada. “Sara para poder actuar en nombre de tu madre, tienes que iniciar un procedimiento de incapacitación y convertirte en su tutor legal”, le aclaró su amiga. “Ya, pero no me parece bien”, comentó. “Sara, creo que te equivocas, es justo lo que tienes que hacer. Ahora, tú tienes que ejercer de madre. Entre otras cosas, porque así protegerás sus intereses. Mira, te voy a pasar este documento, Aspectos jurídicos de interés para familiares de personas con alzhéimer, para que estudies todos los pasos que tienes que dar”.
 
Y fue así como Sara se vio frente a los trámites para iniciar una demanda con el fin de promover la incapacitación de su madre y proteger sus intereses.
 
¿Quién puede interponer una demanda de incapacitación?

La Ley establece que solo quien tenga un vínculo familiar con la persona a la que se va a incapacitar. Puede promoverla la propia persona que se va a declarar incapaz, si prevé que su enfermedad va a empeorar, el cónyuge o su pareja de hecho, los descendientes, los ascendientes o los hermanos. El Ministerio Fiscal puede promover la incapacitación si las personas a las que nos hemos referido anteriormente no existieran o no la hubieran solicitado. Cualquier persona podrá informar al Ministerio Fiscal sobre los hechos que podrían determinar la incapacitación. Las autoridades y funcionarios que, debido a sus cargos, conocieran la existencia de una posible causa de incapacitación deberán ponerlo en conocimiento del Ministerio Fiscal.
 
¿Cuándo debe interponerse la demanda de incapacitación?

En el caso de que la persona vea limitada o anulada su capacidad de autogobierno debido a una enfermedad. Esta limitación debe permanecer en el tiempo e, incluso, tener una carácter progresivo, como ocurre en el caso de la demencia.
 
Trámites

Para interponer la demanda, es preciso contar con un abogado y un procurador. Además, de completar los siguiente requisitos. Pero no hay que tener miedo a los trámites, un trabajador social nos podrá ayudar a llevarlos a cabo.
 
-Datos y requisitos para identificar a la persona que demanda (en este caso, su hija Sara).
-Datos y requisitos para identificar a la parte demandada (la persona a la que se pretende incapacitar; en este caso su madre)
-Dirección del domicilio o del lugar en que residan habitualmente para que puedan ser localizados.
-Exposición de los hechos y los fundamentos de Derecho.
-Explicar lo que se solicita.

Además, se deben presentar los siguientes documentos:

-Certificado de nacimiento del demandante (de su hija Sara)
-Certificado de nacimiento del demandado (la madre de Sara)
-Certificado de nacimiento de la persona propuesta como tutor (en este caso, también se trata de Sara)
-Certificado de antecedentes penales de la persona que será el tutor (en este caso, también se trata de Sara). Si no se presenta, el juzgado lo solicitará de oficio.
-Certificado médico de la enfermedad que padece la persona a la que se pretende incapacitar (la madre de Sara)
 
Una vez presentada la demanda en los juzgados de primera instancia del lugar en que resida la persona cuya incapacidad ha sido solicitada, el juez, tras examinarla, podrá rechazarla si la persona que la ha promovido no está legitimada para llevar a cabo este proceso.
 
Contestación a la demanda

Una vez presentada la demanda, la persona, a que se pretende declarar incapaz, tendrá un plazo para contestar a la demanda, mediante un abogado y un procurador.
En el caso de que no contara con un abogado y un procurador, el Ministerio Fiscal, siempre que no hubiera sido el promotor del procedimiento, podrá llevar la defensa.
Con la contestación a la demanda se pretende que la persona, a la que se estudia declarar incapaz, pueda defender su capacidad si lo cree conveniente.

Juicio

Una vez presentada la demanda y la contestación, tendrá lugar el juicio en el que se presentarán las pruebas que fueran necesarias para averiguar si la persona es incapaz o no.
 
Las tres pruebas que no suelen faltar en un proceso de incapacitación son:
 
-Audiencia a los familiares: El objetivo de esta prueba es que el juez averigüe en que situación se encuentra la persona, tras indagar en qué condiciones físicas, psíquicas y sociales está. También pedirá su opinión sobre la persona más adecuada para ser el tutor.
-El juez examinara a la persona que presuntamente será declarada incapaz: Este examen, que será realizado por el juez de forma personal y directa, deberá examinar las capacidades que tiene esta persona en cuanto a su grado de conocimiento y de voluntad.
-Dictámenes periciales necesarios: El juez puede contar con dictámenes periciales (un experto hace un informe analizando la situación en la que se encuentra la persona con demencia) para poder conformar su opinión. Habitualmente, existe un médico forense adscrito al jugado que se encarga de realizarlo.
 
Sentencia de incapacitación

No existe incapacitación de ninguna persona sin la correspondiente sentencia judicial. La sentencia especificará los actos que esta persona podrá realizar por sí misma, así como el régimen de tutela al que se someterá. Por último, la sentencia determinará la persona o institución que se hará cargo de ella.

2 Comentarios

  • Buenas tardes:
    Si son cuatro hermanos, y uno solo es el tutor legal de la persona incapacitada ¿pueden los restantes hermanos tener información sobre las cuentas que maneja su hermana? En caso de que la comunicación sea nula ¿se puede acudir al juzgado y pedir explicaciones?

    • Querido José:
      Muchas gracias por su confianza. En cuanto a la consulta, los asuntos financieros los maneja el tutor legal, quien está obligado a informar anualmente al juez sobre la situación de la persona incapacitada y a rendir cuenta sobre la administración de sus bienes.
      La tutela la determina un juez mediante un proceso judicial. El juez designará como tutor a quien, por sus relaciones con el tutelado, y en beneficio de éste, considere más idóneo.
      La tutela se ejercerá siempre bajo la vigilancia del Ministerio Fiscal, quien, en cualquier momento, podrá exigir al tutor de la persona incapacitada que le informe sobre la situación de esta persona y sobre gestión de la tutela.
      Si son varios hermanos, lo mejor es que se pongan de acuerdo entre ellos sobre quién va a ser el tutor. La persona que desempeñe este papel deberá administrar los bienes de la persona incapacitada y, voluntariamente, informar al resto de los hermanos.
      El resto de hermanos pueden acudir al juzgado si creen que el tutor realiza un mal desempeño de la tutela (por incumplimiento de los deberes propios del cargo o por notoria ineptitud de su ejercicio) para ponerlo en conocimiento del propio juzgado, pero no solo porque entre ellos no haya comunicación. Espero haberle ayudado. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Campos obligatorios

Artículos relacionados