Te enseñamos

Severa 29 enero de 2017

Cuando una hija se convierte en tutora de su madre

Procedimiento de incapacitación

Sara veía como su madre iba perdiendo facultades, poco a poco. Cuando observaba las fotos de hacía tan solo unos meses, se daba cuenta de lo frágil que se encontraba. Aunque conservaba el apetito, cada vez parecía más delgada.

Por las tardes, apenas hablaba, y muchos ratos se los pasaba dando cabezadas frente al televisor. Su madre vivía encerrada en su casa, un segundo piso sin ascensor.

Como no había forma de que bajara las escaleras por su propio pie, los días no tenían ningún aliciente. Del dormitorio al salón y del salón al dormitorio. A Sara se le partía el corazón. Así que empezó a darle vueltas.

Cerca de casa había una residencia con un jardín precioso. Si su madre estuviera allí, aunque solo fuera por el hecho de tomar el aire bajo los árboles, quizá su demencia no progresaría tan rápidamente. El problema era que con la pensión y su sueldo no alcanzaba para pagarla. Pero si alquilaba el piso, entonces sí podría obtener lo que faltaba.

Podría probar un mes, y si su madre no mejoraba, volvería a su casa. El problema era que la vivienda estaba a nombre de su madre, pero ella ya no estaba en condiciones de alquilarla o venderla, ni siquiera era capaz de escribir.

Se lo comentó a una amiga que era abogada. “Sara para poder actuar en nombre de tu madre, tienes que iniciar un procedimiento de incapacitación y convertirte en su tutor legal”, le aclaró su amiga.

“Ya, pero no me parece bien”, comentó.

“Sara, creo que te equivocas, es justo lo que tienes que hacer. Ahora, tú tienes que ejercer de madre. Entre otras cosas, porque así protegerás sus intereses. Mira, te voy a pasar este documento, Aspectos jurídicos de interés para familiares de personas con alzhéimer, para que estudies todos los pasos que tienes que dar”.

Y fue así como Sara se vio frente a los trámites para iniciar una demanda con el fin de promover la incapacitación de su madre y proteger sus intereses.

¿Quién puede interponer una demanda de incapacitación?

La Ley establece que solo quien tenga un vínculo familiar con la persona a la que se va a incapacitar. Puede promoverla la propia persona que se va a declarar incapaz, si prevé que su enfermedad va a empeorar, el cónyuge o su pareja de hecho, los descendientes, los ascendientes o los hermanos. El Ministerio Fiscal puede promover la incapacitación si las personas a las que nos hemos referido anteriormente no existieran o no la hubieran solicitado. Cualquier persona podrá informar al Ministerio Fiscal sobre los hechos que podrían determinar la incapacitación. Las autoridades y funcionarios que, debido a sus cargos, conocieran la existencia de una posible causa de incapacitación deberán ponerlo en conocimiento del Ministerio Fiscal.

¿Cuándo debe interponerse la demanda de incapacitación?

En el caso de que la persona vea limitada o anulada su capacidad de autogobierno debido a una enfermedad. Esta limitación debe permanecer en el tiempo e, incluso, tener una carácter progresivo, como ocurre en el caso de la demencia.

Trámites

Para interponer la demanda, es preciso contar con un abogado y un procurador. Además, de completar los siguiente requisitos. Pero no hay que tener miedo a los trámites, un trabajador social nos podrá ayudar a llevarlos a cabo.

-Datos y requisitos para identificar a la persona que demanda (en este caso, su hija Sara).
-Datos y requisitos para identificar a la parte demandada (la persona a la que se pretende incapacitar; en este caso su madre)
-Dirección del domicilio o del lugar en que residan habitualmente para que puedan ser localizados.
-Exposición de los hechos y los fundamentos de Derecho.
-Explicar lo que se solicita.

Además, se deben presentar los siguientes documentos:

-Certificado de nacimiento del demandante (de su hija Sara)
-Certificado de nacimiento del demandado (la madre de Sara)
-Certificado de nacimiento de la persona propuesta como tutor (en este caso, también se trata de Sara)
-Certificado de antecedentes penales de la persona que será el tutor (en este caso, también se trata de Sara). Si no se presenta, el juzgado lo solicitará de oficio.
-Certificado médico de la enfermedad que padece la persona a la que se pretende incapacitar (la madre de Sara)

Una vez presentada la demanda en los juzgados de primera instancia del lugar en que resida la persona cuya incapacidad ha sido solicitada, el juez, tras examinarla, podrá rechazarla si la persona que la ha promovido no está legitimada para llevar a cabo este proceso.

Contestación a la demanda

Una vez presentada la demanda, la persona, a que se pretende declarar incapaz, tendrá un plazo para contestar a la demanda, mediante un abogado y un procurador.
En el caso de que no contara con un abogado y un procurador, el Ministerio Fiscal, siempre que no hubiera sido el promotor del procedimiento, podrá llevar la defensa.
Con la contestación a la demanda se pretende que la persona, a la que se estudia declarar incapaz, pueda defender su capacidad si lo cree conveniente.

Juicio

Una vez presentada la demanda y la contestación, tendrá lugar el juicio en el que se presentarán las pruebas que fueran necesarias para averiguar si la persona es incapaz o no.

Las tres pruebas que no suelen faltar en un proceso de incapacitación son:

-Audiencia a los familiares: El objetivo de esta prueba es que el juez averigüe en que situación se encuentra la persona, tras indagar en qué condiciones físicas, psíquicas y sociales está. También pedirá su opinión sobre la persona más adecuada para ser el tutor.
-El juez examinara a la persona que presuntamente será declarada incapaz: Este examen, que será realizado por el juez de forma personal y directa, deberá examinar las capacidades que tiene esta persona en cuanto a su grado de conocimiento y de voluntad.
-Dictámenes periciales necesarios: El juez puede contar con dictámenes periciales (un experto hace un informe analizando la situación en la que se encuentra la persona con demencia) para poder conformar su opinión. Habitualmente, existe un médico forense adscrito al jugado que se encarga de realizarlo.

Sentencia de incapacitación

No existe incapacitación de ninguna persona sin la correspondiente sentencia judicial. La sentencia especificará los actos que esta persona podrá realizar por sí misma, así como el régimen de tutela al que se someterá. Por último, la sentencia determinará la persona o institución que se hará cargo de ella.

Te ayudamos

Damos apoyo con servicios ajustados a vuestra situación

Podemos ayudarte a aliviar el peso de las situaciones difíciles y encontrar soluciones que se adapten muy bien a vuestra vida para conseguir mejorarla, en tu domicilio, por horas o días, con actividades diarias o soluciones de larga estancia.

Te enseñamos
Servicios profesionales, seas o no seas de Sanitas

Valora contar con la ayuda de un experto. Llámanos sin compromiso.

16 Comentarios

  • Buenas tardes:
    Si son cuatro hermanos, y uno solo es el tutor legal de la persona incapacitada ¿pueden los restantes hermanos tener información sobre las cuentas que maneja su hermana? En caso de que la comunicación sea nula ¿se puede acudir al juzgado y pedir explicaciones?

    • Querido José:
      Muchas gracias por su confianza. En cuanto a la consulta, los asuntos financieros los maneja el tutor legal, quien está obligado a informar anualmente al juez sobre la situación de la persona incapacitada y a rendir cuenta sobre la administración de sus bienes.
      La tutela la determina un juez mediante un proceso judicial. El juez designará como tutor a quien, por sus relaciones con el tutelado, y en beneficio de éste, considere más idóneo.
      La tutela se ejercerá siempre bajo la vigilancia del Ministerio Fiscal, quien, en cualquier momento, podrá exigir al tutor de la persona incapacitada que le informe sobre la situación de esta persona y sobre gestión de la tutela.
      Si son varios hermanos, lo mejor es que se pongan de acuerdo entre ellos sobre quién va a ser el tutor. La persona que desempeñe este papel deberá administrar los bienes de la persona incapacitada y, voluntariamente, informar al resto de los hermanos.
      El resto de hermanos pueden acudir al juzgado si creen que el tutor realiza un mal desempeño de la tutela (por incumplimiento de los deberes propios del cargo o por notoria ineptitud de su ejercicio) para ponerlo en conocimiento del propio juzgado, pero no solo porque entre ellos no haya comunicación. Espero haberle ayudado. Un cordial saludo.

  • Mi tío está en una residencia de ancianos desde hace 8 años. En la actualidad tiene demencia senil. No tiene hijos. Mi primo Pablo, vive al lado de la residencia y siempre han estado muy unidos, por lo que cuando ingreso mi tío en la residencia, él y su mujer se encargaban de visitarlo y de llevarle lo que necesitaba, así como de administrar su cuenta bancaria de la que es titular. A nosotros, los demás primos, nos pareció bien, incluso nos parecía bien que, en caso de fallecimiento, mi primo y su mujer se quedaran con sus bienes por el trabajo realizado. El resto de los primos no tienen mucho contacto, salvo yo, y otra prima, pero vivimos lejos, y solo podemos visitarle los fines de semana. El problema es que nos hemos dado cuenta que desde hace dos años, mi primo y su mujer prácticamente no van. Mi prima y yo dejamos nuestros teléfonos para que nos avisen de lo que mi tío pueda necesitar, como así sucede. En la residencia me dicen que es muy difícil en ocasiones contactar con mi primo, pues ni contesta, ni devuelve las llamadas. A veces, aparece por la residencia con una bolsa de ropa y desaparece con rapidez sin pararse a ver cómo está mi tío. La residencia ha estado a punto de incapacitar a mi tío en alguna ocasión. Cuando empecé a sospechar fue cuando cayó, y no nos enteramos hasta el fin de semana que fuimos a verle. Hable con mi primo y su mujer, y lo niegan, y quieren que me haga cargo de todo. ¿Qué puedo hacer? Yo del dinero no quiero saber nada, no sé ni cómo está.

    • Querido Pepe: En cuanto tu consulta, como se trata de un asunto familiar, es muy difícil dar consejos. Creo que quizá lo mejor es que habléis con las personas que cuidan de tu tío en la residencia e identifiquéis que necesidades tiene vuestro tío. Luego, sería conveniente que os volváis a reunir los tres primos e intentéis llegar a un acuerdo. Es muy importante que en esa reunión estéis tranquilos y huyáis de los reproches, si es que los hubiera. Un vez identificadas las necesidades, intentaría repartir el trabajo entre los tres. Si alguno no pudiera cumplir con su parte, plantearía contratar a una persona, con los recursos de tu tío, para que se ocupara de ello. Como he dicho al principio, es muy difícil aconsejar cuando se trata de asuntos tan privados. Solo hemos planteado estas sugerencias por si os pueden ayudar. Un cordial saludo.

    • Querida Sandra: En cuanto a tu consulta, la tutora legal no tiene que pedir permiso para adquirir una silla de ruedas o andador. Lo único que tiene que hacer cuando el Juzgado le pida la rendición de cuentas anual (la justificación de los gastos efectuados) es presentar el ticket o factura de la silla. Un cordial saludo.

  • Buenos días, somos 3 hermanos y la relación con mis hermanas es nula. Me acabo de enterar de que van a tener un juicio para la incapacitación de mi madre y no me han informado de nada. ¿Qué debo hacer para saber sobre el procedimiento? ¿Tengo derecho a que me digan como está y quién es el tutor? Gracias

    • Querido José Antonio: Siento mucho que la situación familiar que tienes no sea la más adecuada. En cuanto a tu consulta, te adjunto un enlace a una infografía en la que explicamos todo el procedimiento. Al ser un descendiente directo tienes derecho a saber cómo está tu madre y a recibir información sobre cualquier aspecto que le afecte. Esta directriz se mantiene salvo en los casos en los que el juez determine que es mejor no hacerlo para garantizar el bienestar de la persona tutelada. Un cordial saludo. https://www.cuidarbien.es/recurso/pasos-para-incapacitar-a-un-paciente-de-alzheimer/

  • Si, por necesidad, acepto ante el juez a mi hermano como administrador y tutor de los bienes de mi madre ¿él puede hacer lo que quiera con los bienes de madre antes y después de su muerte? ¿pierdo mis derechos?

    • Querido Jose: Respecto a tu consulta, una vez que la persona ha sido incapacitada legalmente, el testamento no se puede modificar, es decir, te correspondería el que se hubiera hecho antes de que tu madre hubiera sido incapacitada. En cuanto a la gestión de los bienes, tu hermano tendrá que justificar anualmente en qué invierte el dinero de tu madre y si está haciendo un buen uso de él. Es decir, que lo utiliza para garantizar su bienestar. Un cordial saludo

  • Buenas tardes, mi padre está en una residencia para personas con alzhéimer. Cuando entró lo valoraron y el trabajador social nos dijo que si no iba voluntario tenían que notificarlo al juzgado, por ley. Mi padre no puede decidir por él mismo. Así fue, tuvimos que llevarlo ante el juez que le hizo unas preguntas para valorarlo y también fue un perito judicial a la residencia. Pensé que el procedimiento ya había terminado. Pero hace 2 días recibo una carta certificada del juzgado, notificándome que debo iniciar el procedimiento de incapacitación porque si no se entiende que pasa a disposición judicial y se hace cargo de todo lo concerniente a mi padre, sus bienes, cuentas etc…. Qué debo hacer para iniciar el proceso como tutor. ¿Qué tipo de abogado llevan estos casos? Me piden abogado y procurador. Estoy totalmente perdida. Gracias de antemano.

    • Querida Dolores: El proceso para incapacitar legalmente a una persona solo puede llevarse a cabo por un familiar o, en su defecto, por un facultativo del centro residencial donde reside la persona que presuntamente es incapaz. Dado que tu padre está en una residencia, no haría falta un abogado ni un procurador. La trabajadora social de esa residencia se encargará de hacer todos los trámites. Un cordial saludo

  • Buenos días. Me van a nombrar tutora de mi padre y me dice la abogada que no puedo estar autorizada en las cuentas gananciales compartidas con mi madre, que debe haber una cuenta independiente donde se tenga que ingresar la pensión y domiciliar gastos y que, de esa cuenta, haga trasferencias a mi madre de ser necesario. ¿Esto es así? ¿Un hijo tutor no puede estar en la cuenta que tenía mi padre? De hecho, sería como una liquidación de la sociedad de gananciales y establecer un régimen de separación de bienes en la práctica. Gracias de antemano

    • Querida Maripaz: Hasta el momento, en todos los casos que he llevado, la tutora legal sí está autorizada en las cuentas del tutelado. Creo que si ése es tu caso, deberías preguntar al juzgado que dictaminó la sentencia. Un cordial saludo.

  • Hola, tengo conocimiento, a través de una tercera persona, de la situación de un anciano con Alzheimer, que vive solo en su casa. Su familia no quiere saber nada de él. Para intentar ayudar e informarme, he contactado con los servicios sociales, que ya tienen abierto un expediente a este señor, pero dicen que si no quiere ingresar voluntariamente en una residencia no pueden obligarlo, naturalmente, al no estar incapacitado y que solo podrían mandar a una persona un par de horas al día para asearlo y estar con él. El caso es que este señor no puede valerse por sí mismo para realizar las tareas cotidianas (comer, vestirse, ducharse…) Este conocido le ayuda desinteresadamente pero no puede atenderlo más. La trabajadora social me ha dicho que el conocido de este anciano podría denunciar el caso en fiscalía para abrir el procedimiento de incapacitación, pero no es familiar directo ni indirecto ni tampoco está en condiciones de hacerlo porque está enfermo. ¿No tendrían los servicios sociales la obligación por ley de realizar todos los trámites al no tener este señor familia alguna que quiera ocuparse de él? Muchas gracias. Un saludo.

    • Querido David: Primero quería felicitarte por el interés que has mostrado al intentar ayudar a esta persona. Si me permites, me alegra mucho que haya personas como tú, que se preocupan tanto. En cuanto a tu consulta, como bien te ha comentado la trabajadora social, si no hay una denuncia por parte de una persona física, los servicios sociales no pueden hacer nada porque no pueden actuar por propia voluntad. Ante la situación que comentas, se podría analizar el grado de deterioro en que está este señor y si alguien podría hablar con él para convencerle para que pase una temporada de recuperación en un centro. Una vez ingresado, la trabajadora social podría comunicar su situación a la fiscalía y solicitar su internamiento. Otra opción sería hablar con la familia porque igual no son conscientes de la situación de gravedad por la que está atravesando su familiar. Posiblemente, cuando tengan esta información es posible que no se opongan a que le ingresen en una residencia. Otra opción, y discúlpame porque no me quiero entrometer, es que tú mismo denuncies el caso a la fiscalía. Siento mucho no poder darte otra información. Un cordial saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Campos obligatorios

Artículos relacionados