Te enseñamos

Severa 25 julio de 2018

Por qué se pone la lengua blanca

La candidiasis podría ser una de las posibles causas

Sandra no recuerda bien cuando a su madre se le puso la lengua blanca. Pero estuvo mucho tiempo con ella. Probablemente, ocurrió después de que sufriera una neumonía.

Pero ¿por qué se pone la lengua blanca?

Esa apariencia blancuzca es provocada, según La Clínica Mayo, por bacterias, células muertas y restos que se alojan entre las papilas agrandadas y, algunas veces, inflamadas de la lengua. Las papilas son pequeñas protuberancias elevadas que se encuentran en su superficie. Aunque el aspecto de la lengua puede resultar alarmante, suele ser inofensiva y temporal. Sin embargo, en algunas ocasiones, podría ser un signo de sufrir alguna afección grave, desde una infección a una lesión precancerosa.

¿Por qué se inflaman las papilas?

-Mala higiene oral

-Boca seca

-Deshidratación

-Fumar u otro uso oral del tabaco

-Consumo excesivo de alcohol

-Respiración por la boca

-Dieta baja en fibra cuando, principalmente, se comen alimentos blandos o triturados

-Irritación mecánica producida por los bordes afilados de los dientes o de los aparatos dentales

-Fiebre

¿Cómo se trata la lengua blanca?

Cuando la lengua está provocada por la acumulación de suciedad, practicar de una forma regular una buena higiene puede ser suficiente para que desaparezca.

Natividad Otonín, médico del Centro Residencial Las Rozas, asegura que lo primero que hace cuando se encuentra con una lengua blanca es proceder a limpiarla. “Basta con frotar suavemente la lengua con un cepillo de dientes humedecido en un colutorio. En el caso de que la mancha blanca se despegue y desaparezca al frotar, entonces no es muguet (candidiasis oral)”, explica.

La doctora Otonín ha llegado a encontrarse con pacientes que tenían la lengua negra. “Aunque su apariencia puede impresionar en un principio, el proceso que hay que seguir es el mismo que en el caso anterior. En cuanto se limpia, la lengua vuelve a tener un aspecto saludable”.

Recomendaciones para mantener una lengua saludable

-Para lavarse los dientes, se recomienda utilizar un cepillo de dientes suave

-Comprar una pasta de dientes que no sea fuerte para evitar que la lengua se irrite. Es decir, que entre sus ingredientes no incluya laurilsulfato de sodio. En caso de que utilice un enjuague bucal, asegúrese de que no contenga alcohol.

-Cepillar la lengua con un raspador para quitar la capa blanca. Hágalo suavemente, de atrás hacia el frente, para retirar las bacterias y los restos que se depositan en la lengua. Si no cuenta con un raspador puede hacerlo con el borde de una cuchara.

-Use una pajita cuando beba bebidas frías.

-Evite tomar alimentos y bebidas que puedan irritarla, como el alcohol, los cigarrillos, los alimentos y bebidas picantes, los salados, los ácidos o la comida muy caliente.

-Si tiene dolor, hable con su farmacéutico para que le aconseje algún analgésico que se pueda tomar sin receta.

Causas y tratamientos más graves para combatir la lengua blanca

La mayoría de las veces, la causa de que la lengua se ponga blanca no implica ninguna gravedad. Pero si se observa que con el tiempo no mejora, entonces podría ocurrir que el sistema inmune de esa persona no esté funcionando bien. Otro signo que nos podría poner sobre aviso es si el cambio de color de la lengua va acompañado de dolor.

Todos las personas tienen bacterias en su organismo. Estas bacterias forman parte de nuestra flora habitual. Cuando el individuo se encuentra sano, su sistema inmunitario es capaz de combatirlas. Sin embargo, cuando no funciona correctamente, pierde esa batalla.

El cáncer, la diabetes y el VIH son las tres principales causas que provocan que el sistema inmunitario no funcione correctamente.

Entre las principales afecciones se encuentran:

– Candidiasis: esa placa blanca gruesa también podría indicar que la persona tiene una infección en la que el hongo Candida albicans se acumula en el revestimiento de la boca (lengua o las mejillas internas). La Candida es un organismo normal que está en la boca, pero, a veces, puede crecer demasiado y provocar distintos síntomas. Aunque la puede sufrir cualquier persona, es más habitual en individuos cuyo sistema inmunitario está afectado, como el de los adultos mayores.

Factores de riesgo

Este tipo de afección se da con más frecuencia si la persona tiene:

El sistema inmunitario debilitado. Algunas patologías y tratamientos pueden afectar al sistema inmunológico, como, por ejemplo, el trasplante de órganos y los medicamentos necesarios que inhiben el sistema inmunológico.

Diabetes. Si la persona sufre diabetes y no está tratada o bien controlada, su saliva podría contener grandes cantidades de azúcar, lo que favorece el crecimiento de la Candida.

Medicamentos. Los antibióticos, los corticosteroides inhalados o tomados vía oral (como la prednisona) alteran el equilibrio natural de los microorganismos en el cuerpo, lo que podría aumentar el riesgo de sufrir candidiasis. Respecto a este punto, la doctora Otonín destaca que muchos de los pacientes que precisan oxígeno suelen estar en tratamiento con corticoides inhalados o nebulizados. Estos medicamentos pueden afectar al sistema inmune, disminuyendo las defensas, lo que favorecería la aparición de muguet (candidiasis oral), si no se toman las medidas higiénicas recomendadas. Para prevenirlo, la doctora Otonín recomienda que después de cada inhalación o nebulización con un corticoide, el paciente se enjuague la boca con un colutorio.

El uso de dentaduras postizas, especialmente, las dentaduras superiores. Las dolencias que provocan que la boca esté más seca también pueden aumentar el riesgo.

Cuándo acudir al médico

Si la persona tiene el sistema inmunitario alterado es conveniente que consulte con el médico, dado que la candidiasis podría extenderse al esófago y a otras partes del cuerpo.

La candidiasis oral se trata con medicamentos antifúngicos (se utilizan para tratar las infecciones por hongos) durante una a dos semanas hasta que haya desaparecido.

-Leucoplasia: es una mancha o placa blanca que aparece en la lengua o en la parte interior de la mejilla. Se desconoce la causa y, normalmente, no necesita tratamiento. No suele provocar síntomas y es poco probable que se malignice.

Recomendaciones:

Evitar el alcohol y el tabaco (tanto si se fuma como si se mastica)

Visitar de forma regular al dentista y al médico para asegurarse de que la lesión no se maligniza y que, en caso de que fuera necesario, se extirpara mediante cirugía.

Retirar la placa con cirugía si el paciente tiene un alto riesgo de sufrir un cáncer oral. De esta forma se evita que las células de la placa se vuelvan cancerosas.

-Liquen plano oral: aparece como una decoloración blanca de las encías, la lengua o el interior de las mejillas. Al principio, puede pasar desapercibida porque no provoca dolor. Sin embargo, si la causa es debida a una inflamación, el paciente puede experimentar molestias en la boca (sensación de ardor o dolor en las encías), especialmente, al comer o al beber.

Recomendaciones:

Mantener una buena higiene bucal, como cepillarse bien los dientes al menos dos veces al día.

Evitar los alimentos y bebidas que pueden irritar la boca, como el alcohol o los enjuagues bucales que contienen alcohol.

El médico puede recetarle enjuagues y aerosoles para reducir las molestias.

-Lengua geográfica: se trata de una alteración de carácter inflamatorio. Su causa no es infecciosa y, por lo tanto, no es contagiosa. Suele ser crónica, aunque hay periodos en los que mejora. Se desconoce la causa, aunque puede estar provocada por estrés. Aparece como una placa muy pequeña de color blanquecino que se va extendiendo a los bordes de la lengua de manera irregular por lo que, en ocasiones, esta distribución se parece a un mapa geográfico. El borde de las lesiones es blanquecino, por eso se confunde, a veces, con una infección de hongos, pero, a diferencia de éstos, el centro es liso y aparece enrojecido.

Si la superficie de la lengua está muy afectada, el paciente puede notar quemazón y escozor. Lo más frecuente es que aparezca en brotes.

Esta afección es benigna, se cura con el tiempo y no existe un tratamiento específico.

Recomendaciones:

Mantener una adecuada higiene oral.

Eliminar alimentos y bebidas que puedan irritar la lengua.

Se pueden utilizar colutorios con ácido hialurónico para ayudar a regenerar las papilas.

Si el paciente sufre grandes molestias, se pueden usar colutorios con anestésicos locales o aplicar corticoides en la zona afectada.

-Aftas orales: se trata de úlceras o llagas abiertas y dolorosas que aparecen en la boca. Suelen ser redondas u ovaladas de color blanco o amarillo y están rodeadas por un área roja y brillante.

Aparecen encima o debajo de la lengua, en el interior de las mejillas, en los labios, en la base de las encías y en el paladar blando.

Recomendaciones:

Evitar alimentos y bebidas que puedan irritar la lengua. Tomar alimentos saludables.

Mantener una adecuada higiene oral.

Reducir el estrés.

-Sífilis: Si esta enfermedad se contrae mediante el sexo oral, puede surgir una llaga en la lengua. Si no se trata, pueden aparecer placas blancas. El paciente puede tener, además, otros síntomas, como dolores de cabeza, fiebre, dolor en las articulaciones e inflamación de las glándulas.

Tratamiento: antibióticos. La dosis y la duración del tratamiento dependerá de la gravedad de la afección.

Remedios caseros para evitar la lengua blanca

Según la publicación especializada Medical News Today, existen algunos remedios y hábitos que podrían acabar con la lengua blanca.

– Tomar probióticos. Los probióticos son cadenas de bacterias que resultan beneficiosas para el sistema digestivo. Se encuentran en los alimentos fermentados, como el yogurt, kéfir, chucrut, kimchi (comida típica de Korea a base de repollo, jengible, ajo y nabos), miso (pasta de soja fermentada) y tempeh (alimento elaborado a base de soja fermentada. Una revisión publicada en el Periódico Europeo de Odontología (European Journal of Dentistry) asegura que este tipo de bacteria puede actuar tanto en la boca como en el intestino. En algunos casos, esta bacteria podría ayudar a eliminar las infecciones provocadas por los hongos. Aunque las evidencias no son concluyentes, los probióticos podrían contribuir a restablecer el equilibrio en la boca y evitar la lengua blanca.

– Hacer gárgaras regularmente con agua tibia, especialmente después de las comidas, para eliminar de la lengua los restos de comida.

-Hacer gárgaras con agua salada. Cuando se enjuaga la boca con agua salada, los gránulos gruesos de sal marina o de sal kosher limpian suavemente la lengua.

– El bicarbonato de sodio. Añadir esta sustancia al cepillo de dientes y frotar la lengua, los dientes y las encías puede ayudar a reducir las bacterias que provocan que la lengua se vuelva blanca.

Un estudio destacó que el bicarbonato de sodio mata las bacterias que comúnmente causan infecciones en la boca, como Streptococcus y Candida.

– Masticar alimentos duros, como las manzanas, las zanahorias, las guayabas, las fresas y el apio es una manera natural de limpiar la lengua.

– Ajo crudo. Comer ajo crudo puede ayudar al cuerpo a luchar contra las infecciones provocadas por la Candida. Una investigación aseguró que un componente del ajo, denominado allicin (alicina), fue eficaz frente a la Candida. Las personas pueden comer un diente de ajo crudo cada día o partirlo en lonchas y tomarlo con un poco de aceite de oliva para reducir el riesgo de tener la lengua blanca.

Cuando se muerde un ajo fresco, se corta o se aplasta, se crea un componente, llamado alicina, pero este componente se desperdiciará si no se consume inmediatamente. La alicina tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales.

Artículo actualizado en febrero de 2020 

PUBLICIDAD

Mejoramos las residencias
para proteger a nuestros mayores

¿Quieres que te informemos gratis sobre
los centros de mayores?

Quiero información

8 Comentarios

  • Aparte del ajo, bicarbonato de sodio y yogurt, que son remedios caseros ¿también hay pastillas o jarabes para eliminar el hongo y el mal aliento? Espero su respuesta. Gracias

    • Estimado Rubén:
      Respecto a tu consulta, el tratamiento farmacológico para los hongos o candidiasis orofaringeas y para el síntoma del mal aliento, es la Nistatina, que se puede presentar en forma de comprimidos, suspensión oral o gel. Cada una de ellas se administra de forma diferente.Un cordial saludo.

    • Querida Eugenia: Muchas gracias por tu confianza, pero nosotros somos especialistas en demencia, luego no podemos contestar tu consulta. Lo mejor es que hables con tu médico. Él es el que mejor te podrá aconsejar. Un cordial saludo.

  • Buenas noches. Tengo problema de halitosis crónica desde hace años. Me cepillo 3 veces al día. Uso hilo dental, limpiador de lengua y enjuague bucal y nada. Siempre tengo la boca seca y la lengua blanca. Me puede ayudar con algún consejo. Gracias

    • Querido Jose: En primer lugar, muchas gracias por tu confianza, pero nosotros somos especialistas en demencia, luego no podemos contestar tu consulta. Lo mejor es que hables con tu médico. Él es el que mejor te podrá aconsejar. Un cordial saludo.

  • Hola, hace aproximadamente un año presento este problema de la lengua blanca, pero noté que esto me pasó desde que me recetaron tomar tres tarros de leche al día. Desde ahí siento que vino este problema. Algunos dicen que es mi hígado, que está grasoso porque la leche que tomé era con lactosa. ¿Me podrías ayudar con algún consejo? Gracias.

    • Querida Martha: Muchas gracias por tu confianza. En cuanto a tu consulta, creo que lo mejor es que acudas a tu médico. En primer lugar, nos gustaría aclararte que Cuidar Bien está especializada en enseñar al cuidador a tratar a personas con demencia. Por eso, me temo que no vamos a poder ayudarte con tu consulta. Un cordial saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =

* Campos obligatorios

Artículos relacionados