Te enseñamos

Severa

Aprendiendo a interpretar los signos

Riesgos para la salud de una persona con demencia

En las últimas etapas de la demencia, las personas afectadas tienen problemas para comunicar lo que les ocurre. El cuidador tiene que estar atento a todos los signos que presenta el paciente para saber interpretarlos. De hecho, hay varios factores que pueden afectar a su salud. Entre los más frecuentes, se encuentran: la inmovilidad, los efectos secundarios de la medicación, las infecciones y las molestias, según la Sociedad de Alzhéimer de UK. 
 
Inmovilidad. Muchas de las personas que se encuentran en esta fase permanecen en la misma posición durante mucho tiempo, tanto en la cama como en la silla de ruedas. Es preciso examinar su cuerpo con atención para evitar que se desarrollen escaras. Hay que estar atento a cualquier signo, dado que las úlceras por presión se pueden infectar y son muy dolorosas. Para prevenirlas, la persona con demencia debe cambiar de posición frecuentemente. Otros problemas de piel que pueden aparecer son infecciones por hongos y picor. 

Efectos secundarios de la medicación. Muchos de los pacientes, que se encuentran en esta fase, presentan trastornos de comportamiento. Para tratar estos síntomas, las personas toman medicamentos que pueden provocar efectos secundarios, reacciones adversas o efectos sobre el sistema nervioso central. A veces, esas reacciones son provocadas porque las dosis son muy altas o porque las indicaciones no son las apropiadas o porque los medicamentos que están tomando ya no responden a sus necesidades. En caso de que se produzcan esas reacciones, deberíamos consultar con un médico. 

Infecciones y molestias.  Es posible que la falta de movimiento les haga más susceptibles a las infecciones. Estas enfermedades pueden aumentar su confusión e, incluso, acelerar la progresión de la demencia.  Por lo tanto, es importante prevenir que una persona en esta fase contraiga una infección. Para ayudar a prevenirla, la Asociación de Alzhéimer de EEUU nos proporciona estas pistas.
 
Mantener sus dientes y la boca limpia. Una buena higiene oral reduce el riesgo de desarrollar bacterias en la boca que pueden producir neumonía. Debemos cepillar los dientes del paciente después de cada comida. Si la persona lleva dentadura postiza, hay que quitarla y limpiarla cada noche.  También deberíamos utilizar un cepillo suave o una gasa humedecida para limpiar las encías, la lengua y otros tejidos blandos de la boca.

Curar los cortes y los rasguños rápidamente. Limpiar los cortes con agua jabonosa tibia y aplicar una pomada con antibiótico. Si el corte es profundo, buscar la ayuda de un profesional.

Proteger al paciente frente a la gripe y la neumonía. La gripe puede provocar una neumonía (infección en los pulmones). Tanto para la persona con alzhéimer como para el cuidador es vital vacunarse cada año contra la gripe. También hay vacunas para protegerse contra la neumonía. En caso de que una persona con demencia desarrolle una infección, debe ser diagnosticada y tratada rápidamente. A veces, no es fácil actuar pronto, dado que una persona en esta fase no es capaz de comunicar que no se siente bien. Por eso, hay que interpretar sus comportamientos. Si la persona actúa de repente de forma diferente o aumenta su confusión, puede ser una señal de que algo no va bien. 

Signos que nos pueden ayudar a reconocer si el paciente sufre dolor o una enfermedad.
Signos físicos:
-Si está pálido o tiene la piel roja o está seca.
-Si tiene las encías pálidas, llagas en la boca, vómitos, fiebre o hinchazón en cualquier parte de su cuerpo.

Atención a los signos no verbales:
-Gestos, sonidos hablados, expresiones faciales (muecas de dolor) o cualquier otra señal de dolor o malestar.

Vigilar los cambios de comportamiento.
-Ansiedad, agitación, gritos o problemas para dormir pueden ser también señales de dolor. 

 
Algunas veces las infecciones les pueden provocar una confusión muy severa, conocida como delirio, que puede durar uno o dos días.
Síntomas del delirio: 
Agitación e inquietud.
-Alucinaciones o delirios.
Presentan una inusual somnolencia o se muestra especialmente retraídos. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Campos obligatorios

Artículos relacionados