Te enseñamos

Leve

Alzhéimer: cómo adaptar el hogar

Introducir cambios en el domicilio de una persona con demencia facilitará que pueda seguir siendo independiente durante más tiempo

Adaptar el hogar de una persona con alzhéimer es un ejercicio necesario para que pueda mantener su independencia el mayor tiempo posible. Tomando algunas medidas, nuestro ser querido podrá sentirse más feliz, más seguro y se agitará menos. En este artículo, hacemos un repaso exhaustivo de las distintas opciones. No se trata de implementar todas. Se trata de conocerlas y valorar las que pueden ser más útiles en nuestro caso.

Cuando una persona sabe que sufre alzhéimer tiene que prepararse para convivir con esta enfermedad. El hogar que, hasta ese momento, era un lugar de reposo, ahora puede convertirse en un sitio desafiante, lleno de trampas, en el que el paciente tiene dificultades, por ejemplo, para orientarse.

Sin embargo, si se llevan a cabo algunas adaptaciones, la casa puede seguir siendo un lugar seguro, en el que se reduce el estrés que genera la enfermedad. Cambios en el diseño y en la distribución de la vivienda pueden facilitar que la persona siga haciendo actividades por sí misma.

Por eso, es conveniente comenzar a introducir esos cambios lo antes posible para que nuestro ser querido tenga suficiente tiempo para acostumbrarse a ellos.

Estos cambios lograrán que la persona se sienta más segura y sea más independiente. De esta forma, se reducirán las posibilidades de que el paciente se agite.

Cómo adaptar el hogar para ayudar con la memoria a la persona con alzhéimer

  • Colgar una pizarra para escribir la lista de tareas que tiene que hacer nuestro ser querido ese día. Con el fin recordarle, por ejemplo, si debe ir al médico o hacer algún recado.
  • Contar con relojes que, además de la hora, muestren la fecha, para que la persona se pueda orientar temporalmente.
  • Tener calendarios y una agenda para hacer un seguimiento de las citas y las rutinas.
  • Comprar un pastillero para organizar la medicación por días. También existen pastilleros electrónicos con distintos compartimentos que solo se abren en la hora concreta en que la persona necesita tomar la medicación. Además, emiten recordatorios para que no se olvide del tratamiento. Y hay aplicaciones que permiten enviar un recordatorio al teléfono del paciente para recordarle que se tome su medicación.

Cómo adaptar el hogar para ayudar a la persona con alzhéimer a seguir siendo independiente

Existen distintos dispositivos diseñados para que la persona pueda seguir haciendo distintas actividades en la cocina:

  • Inclinador para el hervidor de agua caliente con el fin de que la persona pueda verter el agua de forma segura.
  • Pinzas extensible para recoger cosas del suelo sin agacharse o para alcanzar objetos cuando la persona no llega.
  • Temporizadores para recordar que la comida está en el horno o en la placa.
  • Carros de bandejas para transportar distintos artículos.
  • Guantes de goma antideslizantes para lavar los platos de forma más segura.
  • Sillas especiales para sentarse mientras se plancha, se limpia o se cocina.
  • Tener una pizarra o notas, en las que se expliquen todos los pasos para poder hacer las tareas.

Cómo adaptar la distribución y la funcionalidad del hogar para una persona con alzhéimer

  • Ensanchar las puertas para que puedan pasar las sillas de ruedas.
  • Mantener la casa limpia y ordenada para reducir la confusión, evitar los tropezones y las posibles caídas. No dejar que los cables estén por el suelo. Mantener las cosas en el mismo lugar para que nuestro ser querido pueda encontrarlas por sí mismo, lo que le ayudará a seguir siendo independiente.
  • Poner carteles en las puertas de las habitaciones para que recuerde dónde está el baño o su habitación. También, en los armarios, para que sepa dónde están las cosas.
  • Los carteles tienen que ser claros, tener palabras y una imagen que contraste con el fondo. Deberían colocarse un poco más bajos de lo normal, dado que las personas mayores suelen mirar hacia abajo.
  • Dejar las puertas de las habitaciones abiertas para que la persona con demencia se pueda orientar.
  • Si hay habitaciones en las que no debería entrar, las puertas tienen que permanecer cerradas.
  • Contar con una buena iluminación ayuda a que la persona vea con claridad, sepa dónde se encuentra y se reduzca el riesgo de sufrir una caída. Las áreas oscuras y las sombras pueden provocar confusión.

La iluminación debe ser brillante, uniforme y natural. Es conveniente que, durante el día, las cortinas de las habitaciones estén abiertas. Las zonas que deben contar con más luz son las escaleras y el baño.

Cuando oscurece, en cambio, es mejor cerrar las cortinas para evitar que la persona vea su reflejo en el cristal de la ventana.

  • Colocar sensores para que las luces se enciendan automáticamente cuando detecten movimiento, por si la persona se levanta en la oscuridad.
  • Por la noche, no dejar las llaves en la puerta. Es conveniente cerrarla y esconder las llaves, dado que muchas personas con alzhéimer intentan salir por la noche a la calle, con el riesgo que esto supone para ellos.

Cómo el diseño de un hogar puede ayudar a una persona con alzhéimer

Eliminar ciertos estampados y superficies porque las personas con alzhéimer no son capaces de entender lo que ven.

  • Las alfombras estampadas pueden confundirse con terrenos irregulares.
  • Las alfombras de colores oscuros pueden confundirse con agujeros en el suelo.
  • Las superficies brillantes y los espejos pueden alterarles porque no son capaces de interpretar lo que están viendo.

Utilizar colores que contrasten pueden facilitar la vida de la persona con demencia.

  • Para que la persona pueda bajar fácilmente los escalones de su casa, puede resultar útil marcar los bordes con un color llamativo. Por ejemplo, colocando una cinta adhesiva blanca en el borde de cada escalón.
  • Para localizar más fácilmente los interruptores de la luz, se pueden poner en un color diferente del de la pared.
  • Los tiradores de las puertas, los armarios y los cajones podrían tener un color diferente para conseguir que destaquen.
  • Se deben evitar los suelos brillantes y reflectantes porque la persona puede creer que están mojados y tener miedo de caminar sobre ellos.

El mejor color es un tono mate que contraste con las paredes. Sería conveniente que no fuera verde para que no se confunda con la hierba o azul para que la persona no crea que es agua.

En el baño:

  • El asiento del inodoro se puede poner en un tono diferente que contraste con la taza y el suelo, para que la persona lo identifique rápidamente.
  • Los pasamanos, la grifería y las toallas también pueden ser de un color distinto del resto del baño.
  • Se deben etiquetar los grifos de agua fría y caliente para que nuestro ser querido pueda distinguirlos fácilmente.
  • Si observa que los espejos confunden a la persona con alzhéimer, cúbralos. Hay que pacientes que no reconocen su propia imagen y eso les altera.

El 80% de las caídas tienen lugar en el baño. Para evitarlas, es conveniente contar con alfombras antideslizantes o duchas sin escalones.

En el comedor o en la cocina:

  • Los cubiertos, las vajillas y las mantelerías deberían tener un color distinto del de la mesa y del que tiene la comida. Una vajilla de un color que contraste con el mantel o la mesa ayuda a que nuestro ser querido pueda distinguir los bordes de los platos.
  • Las mesas deben ser estables y, si es posible, los bordes deben estar redondeados. Tienen que tener una altura que permita a la persona ver la comida y la bebida. Además, por si fuera necesario, tiene que caber una silla de ruedas.
  • Adaptar los artículos de uso frecuente. Si la persona tiene dificultades para agarrar, por ejemplo, las tazas, compre vasos, vajillas y cubiertos que se puedan adaptar o un tubo de espuma para que pueda cogerlos.
  • Las sillas tienen que tener brazos porque es mucho más fácil salir de ellas. Evitar las sillas bajas y sin respaldo.
  • Si la persona ya no sabe qué es lo que tiene que hacer para mantener su seguridad, es el momento de poner los electrodomésticos fuera de su alcance y de cubrir los enchufes o los cables eléctricos. Todos los productos de limpieza y aquellos que tengan componentes químicos deberían estar siempre escondidos y guardados bajo llave.
  • A las personas con alzhéimer les resulta difícil mantener el equilibrio. Poner barandillas en los pasillos les facilitará que puedan seguir moviéndose por sí mismas.

Qué tener en cuenta cuando se adapta el hogar de una persona con alzhéimer

No es preciso llevar a cabo todas estas propuestas, pero es conveniente conocer las distintas opciones. Antes de empezar a introducir cualquier modificación, es recomendable que un terapeuta ocupacional visite el hogar y se entreviste con la persona que tiene demencia para que pueda tener en cuenta sus necesidades.

  • Siempre que sea posible, se debe contar con la persona con alzhéimer. Especialmente, si las modificaciones pueden restringir su libertad.
  • A medida que la demencia va a evolucionando, los cambios en el domicilio tendrán que adaptarse a la nueva situación.
  • Las adaptaciones en el domicilio favorecerán la autonomía de la persona, pero no impedirán que, en algún momento, necesite ayuda.
  • Antes de hacer cualquier desembolso, es conveniente consultar con una trabajadora social por si estos cambios podrían contar con alguna ayuda.

Referencias:

-How to make your home dementia friendly. NHS

-13 Ways to create a dementia-friendly environment at home. DailyCaring

-Making Your Home Dementia Friendly. BrightFocus Foundation

-Making your home dementia friendly. Alzheimer’s Society

-How to Design a Dementia-Friendly Home, As Told By an Expert. QANVAST

 -Adapt the home for persons with dementia. Dementia Care Notes

 

Fecha de publicación: 22 febrero 2024

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc. que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

¿TE AYUDAMOS?

Estamos a tu lado para ayudarte a buscar soluciones que se adapten a ti y a tu familiar.

01

Residencias mayores

Estancias temporales y permanentes con equipo médico propio para que tu familiar esté siempre bien cuidado.

02

Aprende cómo cuidar en el hogar

Nuevo curso online creado por expertos de Sanitas Mayores. Adquiere la base y herramientas principales. ¡Contrátalo ahora por solo 149 €!

03

Servicios a domicilio

Amplia oferta de servicios de especialistas a domicilio para que tu familiar esté en las mejores manos: cuidadores, fisioterapeutas, enfermería…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Campos obligatorios

Artículos relacionados