Cuídate

Severa

Te contamos qué sentirás tras la muerte de tu madre

Sentimientos que acompañan al duelo

Isabel se había imaginado, muchas veces, la muerte de su madre. Ella tenía una demencia en fase severa, y ya le había dado muchos sustos, así que intentaba prepararse para ese momento. Pero cuando llegó el final, supo que nadie puede prepararse por mucho que lo intente. El dolor, cuando amas a esa persona, es tan fuerte, que deja en nada cualquier simulación previa. Isabel se enfrentaba a una de las situaciones más difíciles que le podían ocurrir en la vida, y no sabía cómo hacerlo. La experiencia le ha hecho comprobar que es cierto lo que muchos expertos dicen sobre cómo las personas afrontan el dolor: no existe una fórmula, cada uno lo hace como puede.
 
Sin embargo, es conveniente conocer lo que afirman los psiquiatras tras analizar las experiencias de personas que han pasado por lo mismo. The Royal College of Psychiatrists (UK) analiza cuáles son los sentimientos más comunes que experimenta una persona durante el duelo.
 

La primera sensación es de aturdimiento. La persona que ha perdido a un ser querido no termina de creérselo. Cuando la avisaron de que su madre había fallecido luchó con el personal de la funeraria para que la esperasen. Ella necesitaba ver el cuerpo de su madre. Necesitaba volver a besarla y acariciarla. Cuando la tocó y sintió que estaba fría, le fue más fácil aceptar que se había marchado. Aun así, todo lo que vino después lo recuerda como un ritual. Su madre, cuando todavía estaba bien, muchas veces le había preguntado: “¿cómo será mi funeral?”. Así que Isabel, cuando todo terminó, se imaginaba contándole todos los detalles.
 
Según los expertos, ese entumecimiento por el que se atraviesa puede ser de gran ayuda para conseguir pasar por todos los trámites que acompañan la muerte de una persona: ponerse en contacto con los familiares, organizar el funeral…
 
Es muy doloroso ver cómo entierran a la persona que más has querido en tu vida, pero, a veces, es conveniente porque, cuando el tiempo pase, puede producirte un profundo pesar no haber estado presente.
 
Después comienza el dolor. Se da paso a una profunda tristeza. En ocasiones, se siente desesperación, anhelo, soledad. Isabel no terminaba de entender que su madre se había ido para siempre. Esperaba encontrársela otra vez. Se mentía en su cama, en busca de su calor, como si las sábanas pudieran abrazarla. Pero solo encontraba vacío, un hueco que no llenaba nadie. Llorar a solas es lo que más la aliviaba. No tenía que justificarse ni explicar nada, solo llorar. Ese llanto le hacía sentir más cerca a su madre.
 
La ira. Aunque la muerte no es culpa de nadie, a veces, uno se siente enfadado con los médicos, a los que responsabiliza de no haber hecho lo suficiente, o con los familiares y amigos que no estuvieron cerca. En ocasiones, uno se siente resentido con la persona que se ha ido por haberle dejado solo. Isabel no sintió ira. Quizá, aunque no lo quería reconocer, sabía que ese momento estaba cerca.
 
La culpa. Cuando tu ser querido muere, hay imágenes que acuden a tu cabeza. Y recuerdas todo aquello que te hubiera gustado decir, pero que no dijiste. Las actividades que podrías haber realizado y que no llevaste a cabo. Las veces en que perdiste la paciencia, los besos que no diste. Te puedes llegar a sentir culpable por seguir viviendo ahora que tu ser querido ya se ha ido. Nadie puede tener la muerte bajo control. Es preciso, aprender a aceptarla.
 
Hay personas que se sienten aliviadas cuando su familiar muere porque llevan mucho tiempo cuidándole, luchando contra una enfermedad. Y ese pensamiento, les hace sentirse culpables. Sin embargo, esa sensación es natural.
 
Tras la muerte de nuestro ser querido, la persona atraviesa por periodos de agitación. Después, comienza la tristeza, el retiro y el silencio. En cualquier momento, surgen manifestaciones de dolor. Situaciones desencadenadas por personas, lugares, objetos que reavivan los recuerdos. Incapaz de controlar sus sentimientos, muchas personas se sienten tentadas por mantenerse alejadas de su entorno, que no entiende su dolor ni lo comparte. Sin embargo, los expertos recomiendan volver a realizar las actividades normales. 
 
Isabel no soportaba salir con sus amigos, pero, en seguida, volvió al trabajo. Mantener su cabeza ocupada resultó ser el mejor bálsamo.
 
Miedo. La pérdida de una persona importante en tu vida puede producir una serie de temores. Puede provocar hasta ataques de pánico. Su muerte recuerda tu propia muerte y el miedo a afrentarse a la vida sin ella.
 
Isabel sentía un enorme vacío, un pozo al que le daba miedo asomarse. Estaba perdida, como si le hubieran cortado las raíces. Tenía miedo de no ser lo suficiente fuerte como para afrontar las dificultades. Toda esa fuerza que su madre le proporcionaba, había desaparecido.
 
Síntomas físicos. El dolor no solo es un proceso emocional, también conlleva problemas físicos: fatiga, náuseas, el sistema inmunitario se deteriora, aumento o pérdida de peso, dolores, molestias e insomnio.
 
Isabel, tras la muerte de su madre, era incapaz de comer, perdió mucho peso. Y por la noches le era muy difícil conciliar el sueño.
 
Aparece, después, un periodo en que se piensa en la persona que se ha perdido. Se repasan una y otra vez los buenos y malos momentos que se pasaron juntos. A Isabel le gustaba sentarse y recordar los primeros días del otoño, cuando sacaba a pasear a su madre y todavía hacía calor. Cerraba los ojos y ahí estaba.
 
A medida que pasa el tiempo, el dolor disminuye. Es posible pensar en otras cosas e, incluso, mirar hacia el futuro. Sin embargo, esa sensación de haber perdido una parte de uno mismo nunca desaparecerá del todo.
 
A Isabel le gustó descubrir esta última etapa del proceso. Si algo le horrorizaba era imaginar que sería capaz de olvidar a su madre. Olvidarla sería desprenderse de una parte importante de sí misma. Ella no quería olvidar, ella quería aprender a convivir con la ausencia de su madre, con su recuerdo. Deseaba tenerla presente cada día.
 
 
 
 

 

50 Comentarios

  • Mi mamá falleció el 18 de abril de 2018. No sé cómo haré para superar esto, amaba y amo a mi mamá. Falleció de una infección urinaria mal tratada. Fuimos al hospital, pero me dieron tratamiento para gastritis. Yo sabía que era infección urinaria, debí insistir, me dejé llevar por la cuestión de médico. Al otro día, volvimos con ella, y según los exámenes, tenía un fallo renal aguda, un fallo hepático. Yo me preguntaba, cómo puede pasar que de un momento a otro la gente se enferme, y uno no logra salvarle.

    • Hola Gloria. Estoy pasando por la misma situación, mi mamá falleció el 22 de Marzo y es la hora y se me dificulta creerlo. Aunque soy psicologa en estos momentos me ha sido muy dificil, ya que no falleció cualquier persona, es mi mamá la que ya no está, la que no puedo abrazar, con la que no puedo hablar, ni llamar, ni ver, ni comprarle cosas, ni regañarla o escuchar su “cantaleta” pero aún así con todo, la amo y siempre la amaré… muchos dicen: ten fortaleza! pero que es fortaleza? de donde la saco? estoy aferrada a Dios, luego de haber tenido una fuerte discusión con él, por haberse llevado mi tesoro más preciado aunque muchas veces no tan valorado… ahi voy… poco a poco…

      • Estoy desolada , mi madre murió el 23 de mayo 2018. No puedo vivir sin ella estoy destrozada , no puedo pensar que nunca mas la volveré a ver . La quiero con toda mi alma y ella a mi . Teníamos un lazo muy grande por ser la pequeña . No se como seguir viviendo .la llamaba 4 o 5 veces al día …. esto es horroroso

        • Hola . Mi madre murió el 19 de junio. Y aunque era mayor, no lo superó, no puedo vivir sin ella, estábamos muy unidas, yo era todo para ella y ella era todo para mí. La lleve al hospital por un dolor abdominal, no supieron tratarla, la abandonaron durante horas con dolor . Sentí mucha impotencia ,llamé muchas veces para q viniera alguien. Veces por prudencia nos callamos. Ese momento no logro superarlo. Ya no volvió a casa . Y a mi ya no me importa vivir. No sé cómo hacerlo. La quieres mucho.

        • Mi Madre murio hace un mes y la pena es terrible!!!
          Aunque el estado de shok ya pasó y empiezo a tomar conciencia de que nunca mas la veré , ni hablare con ella, hablaba con ella cada dia. Hay dias q estoy mas o menos bien y otros fatal, es como una montaña rusa
          La echo tanto de menos!!!
          Se fue su cuerpo pero du Alma siempre estara conmigo❤️❤️

      • Mi mamá falleció el 13 de agosto, y estoy igual que todos ustedes, incluso me siento muy identificado con Isabel, me ocurre lo mismo, y siento culpa, porque mi mamá tendría que estar viva, si no fuera por mi lentitud de actuar, si la hubiera llevado más seguido al médico, si la hacía tratar antes, ella con toda seguridad estaría viva, eso me carcome, no puedo estar así, es muy parecido a lo que le paso a Gloria. Por favor, necesito ayuda, y no existen los grupos para hijos que han perdido padres, tal vez porque es parte de la vida que los hijos entierren a sus padres, pero yo no lo acepto, quiero a mi mamá y ahora estoy desolado. Ayuda por favor.

      • Mamá tenía 80 años al fallecer, si bien vivió mucho, yo tengo 43, me dejó muy temprano, no lo puedo creer, siempre creí que tendría a mi mamá hasta mis 60 años, entonces estaría más preparado para que ella partiera, porque habría tenido una larga vida, pero 80 años no es una larga vida, es el promedio de vida, yo quería tener a mi mamá muchos años más. ¿Qué hago ahora?, me dejó solo. Si bien tengo todo materialmente, no tengo su apoyo, y siento que todo lo que tengo está en el aire, siento que no tengo nada, es horrible, no puedo ni explicarlo. Necesito a mi mamá, yo hacía todo gracias a su amor y apoyo incondicional. Nadie me ha amado ni me amará como mi mamá, la quiero de vuelta, la necesito. A veces pienso en el egoísmo de Dios y en sus celos, porque yo amaba más a mi mamá que a Él y que a todos, me la llevó por celos, eso no se hace por tener poder, no es justo, es perverso.

        • Hola a mi me pasa lo mismo que a ti. Mi madre falleció el 2 de abril de 2017 y me quedé completamente solo. Vivía con ella, mi padre murió en 2008 y estuve 9 años cuidandola hasta que falleció de un fallo renal. Si quieres podemos comunicarnos. Tengo 52 años. Un saludo

        • Hola

          Mi mamá es paciente de cáncer y está en una etapa terminal. Durante toda su vida nos enseño a ser independientes y autónomos. Pero, ¿Qué hago ahora? es como si le perdiera el sentido a todo. La muerte es inminente y por más tiempo que paso con ella, al estar a solas el dolor es más profundo y más intenso. Es un sentimiento que no le deseo a nadie por nada del mundo. Medito y reflexiono a diario ante mi situación. Los entiendo y los apoyo.

      • Que tan identificada me siento con sus comentarios, me siento igual. Mi mamá falleció hace dos meses, y aún no lo creo. Estoy viviendo un horror día a día, me duele el alma, la extraño tanto tanto puedo dormir, quiero morir no sé qué hacer

    • Hola Gloria, Hola a todos. Mi mamá también murió el 18 de abril de este año. Tenía 72 años. Fue repentino, a raíz de una caída en su casa durante la madrugada. Eso le generó una hemorragia que la asistencia móvil no consideró grave y cuando volvieron ya ella había perdido mucha sangre. En la ambulancia hizo un paro respiratorio y al llegar al hospital le indujeron el coma, ya no había nada para hacer. Yo recibí la llamada de mi hermana a las 3.40 am, a esa hora mi mama estaba en la ambulancia. Cuando llegué ya estaba en el CTI y a la hora se murió. No pudimos verla ni despedirnos. Sí la vimos inmediatamente después y al menos estuvimos con ella unos minutos. Fue un shock enorme. Muchas veces imaginé como me sentiría cuando esto pasara pero es inimaginable. Hace 4 meses y yo me siento desolada. Perdí a la única persona que me amó incondicionalmente. Me cuesta creer que ya no está. De repente me siento bien y un recuerdo me atropella y lloro como una niña chica. No tengo ganas de ver a casi nadie. Siento que mi vida quedó suspendida desde ese día. Mis amigos dicen que me tengo que hacer amiga del tiempo, que después del año mejora. Espero que así sea. Igual la siento muy cerca. La amo con todo mi ser.

    • Mi mamá falleció el 1 de abril de 2018 a las 4 hs. Tenía 53 años, y yo 26. Es curioso porque al leer todos estos comentarios me doy cuenta que no importa la edad que uno como hijo tenga, nunca se está preparado para verlas partir. Mi mamá tenía cáncer de estómago….Y duró luchando con él 3 años, a pesar de lo crudo de esa horrible enfermedad y de los miles de tratamientos a los que se sometió, nunca se quejó. Ahora entiendo que no se quejaba por amor a nosotros (sus hijos), para no preocuparnos y hacernos felices de algún modo, a pesar de su condición. Su amor era lo más grande que he conocido.
      Ya son casi siete meses desde que ya no está, y hay veces en que me sigue pareciendo increíble. Aún lloro la mayoría de días pero encuentro consuelo en que ya no sufre más y sueño con un día volverla a encontrar.

      • Es cierto lo que dices. Mí mamá murió a sus 72 años, el ultimo 19 de julio. Yo tengo 45 años y no paro de llorarla y extrañarla. Como tu madre, padeció una enfermedad seria (Epoc) y ahora, recien ahora, me doy cuenta que disimulaba la gravedad del caso para aliviar a sus hijos. Todavía me parece increíble no tenerla mas y, como dijeron en otro comentario, mi vida ha quedado suspendida desde aquel fatidico dia. Igualmente, puedo reconocer que voy atravesando etapas. La primera, la del aturdimiento feroz, ha quedado atras.

  • Muy buen artículo, eso es lo que la gente debería de tener información, para así tener herramientas para enfrentar sus duelos!!!

  • Solo para complementar parte de lo que escriben y sé que es importante.
    Escriben esto: “Tras la muerte de nuestro ser querido, la persona atraviesa por periodos de agitación. Después, comienza la tristeza, el retiro y el silencio”

    No es “después comienza tal o cual”, no es en ese orden necesariamente, pueden ser unas antes que otras emociones, incluso pueden ser etapas que se repitan….o jamás presentarse. Todos somos diferentes y, de igual forma, lo que procesamos.

  • Mi madre falleció el día 11 de mayo de este año 2018, con 97 años, como consecuencia de una infección posterior a una operación por fractura de fémur. Hace varios años que era totalmente dependiente de mis cuidados y atenciones. Pese a hacer ocho meses que estaba internada en una residencia de mayores, yo la visita mañana y tarde. Siempre estaba ansiosa porque llegara. Se me hace muy difícil tener que prescindir de ella; vivía por y para ella. Mi temor era que si me necesitaba no me tuviera, aunque dándole la merienda se me marchó. Yo lo que le pedía era que no me dejara solín en la vida.

    • Querido Rodrigo: Muchas gracias por compartir tus sentimientos con nosotros. Siento muchísimo que tu madre ya no se encuentre a tu lado. Es muy duro perder a una madre. Pero, si me permites, piensa en la suerte que tuviste de tener a alguien que te ha querido tanto y a la que has podido devolver ese amor. Especialmente, durante el tiempo que ella te necesitó. Un abrazo muy fuerte.

      • Mi madre murio el 14 de enero de 2019, apenas hace tres semanas, no pude llegar a despedirme, murio dos horas antes de aterrizar mi avion. Me dejo un enorme vacio no poder decirle adios a la persona que mas he querido, mi madre y amiga. Me consuela saber que siempre le dije que la queria mucho, siempre le mostre mis sentimientos por ella. Lo peor es el dolor que provoca el mismo vacio.

  • Esta debe ser una de las etapas más duras que le toca vivir a uno, aún no me toca vivirla pero cada día creo que está más cerca, mi mami lucha contra el cáncer pero cada día retrocede un poco más, ahorita está en los huesos prácticamente y me causa tanto dolor verla así en cuestión de 4 meses, cuando ella a sus 68 años era una mujer fuerte y robusta y no puedo evitar buscar este tipo de artículos, porque yo no sé cómo voy a hacer cuando llegue el día, ellas deberían ser infinitas pero la triste realidad es otra

    • Trata de abrazarla y besarla, cada minuto, cada hora; háblale y dile que la amas mucho, sonríe. Mi madre falleció hace dos años de cáncer y, hasta ahora, no lo he superado. Todos los días sueño con ella. Quisiera abrazarla y darle muchos besos, y ya no está. Lloro. A pesar de que tenía cáncer, pensaba que no se iba a morir, pero se me fue. Por eso te digo abrázala y recuerda ese abrazo porque después no lo podrás hacer; como yo, lo anhelo. Hazlo, estás a tiempo.

    • María, te entiendo perfectamente. Mi mami después de cuatro años de lucha, primero contra un cáncer de colón y luego contra un cáncer de hígado, ha perdido la batalla. La quedan como mucho tres meses de vida, se me va. Estoy destrozada, y lo más triste es que mi mami siempre ha sido consciente desde el primer día de su enfermedad, del riesgo. Ha sido valiente y luchadora, sabe que no puede seguir con el tratamiento de la quimio porque su organismo está muy deteriorado y sabe la consecuencia que ello acarrea, su muerte, es consciente de ello. Me siento orgullosísima de mi mami, no tengo palabras para expresar lo que he aprendido a valorar la vida, la fuerza, la valentia… Todo lo que soy se lo debo a mi mami, la quiero. Ha hecho muy bien sus “deberes” de madre. Soy buena persona, tengo una familia estupenda con la que soy muy feliz, y gracias a los estudios, tengo un buen trabajo. Como la dije: eres una mami diez!! Según van pasando los días, la angustia que tengo es cada vez peor, esperando el momento.

  • Mi madre murio el 25 de marzo del 2015, senti que ya lo habia superado pero desde hace 3 dias me siento mal, lloro al recordarla; Algo que no hacia hace años!

  • mi familia y yo vivimos exactamente lo de Isabel mi abuelita que me crió murió ahora el 27 de junio 2018 por demencia senil ya en su ultima etapa parece mentira cuando ya estos últimos 3 meses que le empezaron ulceras y se empezó a desmejorar pedía a Dios que la dejara descansar ya pero ahora que no esta como duele no verla mas,les voy a contar lo guerrera que fue mi abuelita padecía hace 20 años de neuralgia del trigemino cuando tenia esos episodios de la neuralgia era fuerte,no se si eso fue causante de su enfermedad, hace 2 años y medio que ella tuvo su primer derrame el cual la dejo en silla de ruedas eso la dejo muy deprimida pero ella sabia que podía volver a caminar aunque los médicos decían que no lo volvería hacer cual fue la sorpresa con terapias ella a los tres meses ya caminaba,pero el dia de su cumpleaños 79 le dio otro derrame fuerte nos confirmaron la demencia senil entonces sabíamos que en algún momento empesaria a perder sus facultades ella nunca lo supo como decirle a una persona que no quiere morir que tenia una enfermedad que la mataría, finalizando ese año le empezaron los micro derrames los cuales ya empezaron a afectarla sin embargo pasamos en diciembre 2018 tranquilos,ya en enero empezó a fallar mas su memoria pero aun caminaba era lo que pasaba todo el día caminando casi no dormía tomaba cualquier cantidad de medicamentos cumplió en marzo 80 años, ya su cabecita estaba mas agachadita seguia con sus micro derrames tuvo ulceras, nos empezó a olvidar a los que estábamos mas cerca pero aun seguía caminando pienso que para ella caminar era seguir teniendo vida para finales de mayo volvió a tener un micro derrame con el cual perdió su faculta de caminar ella seguía tratando pero ya no pudo, ella ya solo comia todo majadito como un bebe ya no sabia masticar pero con ese derrame ya casi no comía, días antes era mas liquido lo que se le daba porque ya la comía no se la tragaba un día antes de su muerte ya ni líquidos sabíamos que le pondrían sonda para alimentarla ese miercoles llegaron a curar sus ulceras y ver que hacían con la alimentación y mientras la curaban falleció, puedo decir que mi abuelita fue guerrera,la amo y estara en mi corazón por siempre.

  • mi madre murio el 28 de junio del 2018, esta muy reciente, aun cuando paso por afuera de su casa creo que va a salir a saludarme… a veces me duele mucho el pecho creo que es la pena… o aun no asumo su perdida me cuesta mucho llorarla… la extraño demasiado.

  • Buenas noches, a todos creo que no somos únicos y que todo lo leido, no se en que etapa me encuentro, mi madre murió el 14 de marzo 2018.Después de 10 cirugías de un supuesto Cáncer laríngeo y que no se si debimos mis hermanos y yo dejarla sin cirugías de un tumor o no se que deberíamos haber hecho. siento que la vida sin ella es todo tan vacío y me siento tan sola por que aun con hermanos y padre, esposo y familia no sienten lo mismo que yo. por eramos grandes amigas nos vestiamos hasta igual. estoy como cada una de las personas que a comentado su caso y ahora quien me va querer como ella!! Y yo como le hago para vivir sin ella.

  • Hace 14 dias mi mamita fallecio dede un momento a otro y la verdad este dolor, vacio, ira e impotencia que se siente es el peor que se pueda sentir…nose como seguir, nose q hacer, sé q tengo q levantarme y ser fuerte por q tengo 2 hijas de 18 y 15 las cuales mi madre me ayudó a criar, tengo a mi esposo a quien le dio un derrame hace 2 años y mi.madre me ayudó a re cuperar poco a poco e incluso él la consideraba como su mamá x los cuidados q le daba, pero no puedo con la culpa de muchas veces haber discutido con mi mamá y muchas cosas de las cuales me arrepiento, aunq sé que pasé momentos hermosos también los malos recuerdos se apoderan de ellos y el remordimiento no me deja estar tranquila…lloro casi todo el dia, no tengo animos de nada y me siento muy egoista con mis hijas con mi esposo e incluso con mi papá…vivi los 46 años de mi vida con mi mamita y es muy pero muy dificil para mi aceptarlo la verdad q no se que hacer.

  • Bueno, me gustaría contar un poco mi historia para saber si a alguien le ha ocurrido lo mismo o si me pudieran ayudar a superarlo. Mi abuela falleció el 6 de febrero del 2017 a causa de vejez. ( se quedó dormidita, que era lo que ella quería) pero justamente un año y 11 días después, su hija ( mi madre) falleció por un infarto. ( también se quedó dormida) yo estaba embarazada de 8 meses cuando mi madre nos dejó, y la verdad es, que aún no logro entender el porque se han ido tan pronto las 2 personas más importantes en mi vida. Las 3 éramos 1, tres generaciones. Lo que me ha ayudado a levantarme cada día es la sonrisa de mi hijo, pero aún hoy, no puedo quitarme la rabia que siento a que ella no pudiera ver su único nieto al cual se moría de ganas de verle crecer. Las echo muchísimo de menos, y siento un vacío inmenso, donde nada pueda aliviar el dolor. ( solamente las sonrisas diarias de mi bebé) no se que fases son las que debo pasar, no entre en el tanatorio a despedirme de mi mamá, ni tampoco me he atrevido a ir al cementerio. No sé cómo hacer para que esta pena no me persiga diariamente.
    Gracias a todos por escucharme me hace sentir un poco más tranquila.
    Saludos

  • Mi madre fallecio el 18 de julio 2018 con casi 92 años. La vejez se la llevo, con infeccion,ictus y yo que se que mas….
    Lo llevo mal… nunca imagine que fuera tan duro, solo me consuelan los restos de su olor a colonia, videos de su imagen y mis hermanos , con los que la cuidabamos y eramos conscientes que cada dia era un regalo.

    La recuerdo, la lloro, hablo con ella y procuro reconstruirme con mi dolor.

    esto pasara

  • Hola, no se bien que hago aquí, yo perdí a mis padres (Uno teniendo yo 14 años y mi madre hace 2 años) y creo que no he superado el duelo, sólo me he quedado estancado, sintiendo todo esto, mezclado como un cóctel… Y me cuesta todavía hacerme a la idea que he perdido las piezas de un puzzles de dos piezas y me siento vacío y sólo en este mundo, no se a donde ir, no se que hacer, siento que la depresión se ha adueñado de mi mente y muchas veces pregunto a la gente que debería de hacer y ellos me dicen se feliz, pero mi felicidad zarpó con mis padres en el barco,

    He ido a muchos psicólogos y he dejado de ir porque no me sentía cómodo, quizás simplemente era porque algo dentro de mi deseaba que me muriese, que yo realmente me merezco esto…

    Ayuda, porfavor.

  • Mi mamá falleció el 10 de julio de 2018. El 10 de agosto hubiera cumplido 90 años. Mi papá falleció en 1994 y yo realmente no recordaba haber sufrido tánto. La muerte de mamá, en cambio, me ha destruido. Me ha dejado absolutamente vacío… no sé… es una sensación de orfandad infinita. Desde su muerte he llorado diariamente. Tengo miedo de cansar a quienes me rodean, así que busco recluirme para estar a solas. Falleció internada en una clínica donde la habíamos llevado por una fiebre que no cedía. Esperábamos realizarle unos estudios y traerla a casa nuevamente. Su dormitorio aquí, en casa, ha quedado como si fuese a volver en cualquier momento: sus libros, sus anteojos, su ropa, las pequeñas cosas que formaban su mundo de todos los días, todo eso está tal como ella lo dejó. Es como si todo se hubiese detenido el 10 de julio a las 15:50 hs. A veces el dolor por tánta ausencia me ha llegado a parecer insoportable.

  • Mi mamá falleció el 10 de julio de 2018. Estaba internada en una clínica a causa de una fiebre que no cedía. Pensábamos que estaría allí por 4 o 5 días y luego volvería a casa ya con la medicación correspondiente… pero no. Se fué el martes 10 de julio a las 15:50 hs. El 10 de agosto hubiera cumplido sus 90 años. Nunca imaginé la crueldad del momento. Para mi, es como si todo se hubiera detenido allí. Su dormitorio, sus libros, su ropa, las pequeñas cosas que formaban su mundo de todos los días, todo, todo, todo quedó como ella lo dejó. La ausencia es brutal, la sensación de orfandad es infinita. Desde que partió no he dejado de llorarla cada día… ¡La extraño tánto !!!.

  • Hola Gloria, Hola a todos. Mi mamá también murió el 18 de abril de este año. Tenía 72 años. Fue repentino, a raíz de una caída en su casa durante la madrugada. Eso le generó una hemorragia que la asistencia móvil no consideró grave y cuando volvieron ya ella había perdido mucha sangre. En la ambulancia hizo un paro respiratorio y al llegar al hospital le indujeron el coma, ya no había nada para hacer. Yo recibí la llamada de mi hermana a las 3.40 am, a esa hora mi mama estaba en la ambulancia. Cuando llegué ya estaba en el CTI y a la hora se murió. No pudimos verla ni despedirnos. Sí la vimos inmediatamente después y al menos estuvimos con ella unos minutos. Fue un shock enorme. Muchas veces imaginé como me sentiría cuando esto pasara pero es inimaginable. Hace 4 meses y yo me siento desolada. Perdí a la única persona que me amó incondicionalmente. Me cuesta creer que ya no está. De repente me siento bien y un recuerdo me atropella y lloro como una niña chica. No tengo ganas de ver a casi nadie. Siento que mi vida quedó suspendida desde ese día. Mis amigos dicen que me tengo que hacer amiga del tiempo, que después del año mejora. Espero que así sea. Igual la siento muy cerca. La amo con todo mi ser.

  • Hola Gloria, Hola a todos. Mi mamá también murió el 18 de abril de este año. Tenía 72 años. Fue repentino, a raíz de una caída en su casa durante la madrugada. Eso le generó una hemorragia que la asistencia móvil no consideró grave y cuando volvieron ya ella había perdido mucha sangre. En la ambulancia hizo un paro respiratorio y al llegar al hospital le indujeron el coma, ya no había nada para hacer. Yo recibí la llamada de mi hermana a las 3.40 am, a esa hora mi mama estaba en la ambulancia. Cuando llegué ya estaba en el CTI y a la hora se murió. No pudimos verla ni despedirnos. Sí la vimos inmediatamente después y al menos estuvimos con ella unos minutos. Fue un shock enorme. Muchas veces imaginé como me sentiría cuando esto pasara pero es inimaginable. Hace 4 meses y yo me siento desolada. Perdí a la única persona que me amó incondicionalmente. Me cuesta creer que ya no está. De repente me siento bien y un recuerdo me atropella y lloro como una niña chica. No tengo ganas de ver a casi nadie. Siento que mi vida quedó suspendida desde ese día. Mis amigos dicen que me tengo que hacer amiga del tiempo, que después del año mejora. Espero que así sea. Igual la siento muy cerca. La amo con todo mi ser.

  • Hola Gloria, Hola a todos. Mi mamá también murió el 18 de abril de este año. Tenía 72 años. Fue repentino, a raíz de una caída en su casa durante la madrugada. Eso le generó una hemorragia que la asistencia móvil no consideró grave y cuando volvieron ya ella había perdido mucha sangre. En la ambulancia hizo un paro respiratorio y al llegar al hospital le indujeron el coma, ya no había nada para hacer. Yo recibí la llamada de mi hermana a las 3.40 am, a esa hora mi mama estaba en la ambulancia. Cuando llegué ya estaba en el CTI y a la hora se murió. No pudimos verla ni despedirnos. Sí la vimos inmediatamente después y al menos estuvimos con ella unos minutos. Fue un shock enorme. Muchas veces imaginé como me sentiría cuando esto pasara pero es inimaginable. Hace 4 meses y yo me siento desolada. Tengo 46 años. Perdí a la única persona que me amó incondicionalmente. Me cuesta creer que ya no está. De repente me siento bien y un recuerdo me atropella y lloro como una niña chica. No tengo ganas de ver a casi nadie. Siento que mi vida quedó suspendida desde ese día. Mis amigos dicen que me tengo que hacer amiga del tiempo, que después del año mejora. Espero que así sea. Igual la siento muy cerca. La amo con todo mi ser.

  • Yo quisiera ayudar a mi ex novia porque su madre falleció el mes pasado. Ella está muy devastada y, a pesar de que no nos frecuentamos como antes, a mí me duele mucho que ella sufra y quisiera hacer todo lo que esté en mis manos para ayudarla si quiera un poco. A ella la sigo amando como antes, pero ahora todo es diferente, y no quiero que mal interprete mi ayuda como una oportunidad para regresar con ella, yo solamente quiero ayudarla porque es una persona (de las pocas que puedo contar) muy importante en mi vida. A veces siento como si estuviera en su lugar y mi madre estuviera muerta, pero es la empatía emocional que presento con los seres que aprecio en mi vida. ¿Quiero saber qué puedo hacer? ¿Dejarla en paz? ¿Seguirle mandando mensajes de apoyo? Viajé 8 horas hacia el lugar donde ella vive y, a pesar de que estuvimos cerca, ella no podía salir de su recámara y estaba encerrada llorando a pesar de que habíamos quedado de vernos. Fue cuando comprendí lo mucho que ella está sufriendo, porque se siente sola, insegura, cuando antes de esto era una persona tan valiente y segura de sí misma que no le importaba vagar sola en la calles a la hora que fuera. ¿Qué puedo hacer? Quiero saber si es correcto o no que yo la siga frecuentando en estas situaciones.

    • Querido Eddie: Primero, me gustaría darte la gracias por tu confianza. En cuanto a tu consulta, es difícil aconsejarte sobre cómo proceder en estos casos, porque no conocemos la clase de relación que teníais y tampoco como es tu ex novia. Lo único que podemos hacer es ofrecerte recomendaciones generales y tendrás que ser tú, observando sus reacciones, quien averigüe qué es lo que más le ayuda. Si el fallecimiento está reciente, es muy posible que tu novia necesite su espacio. En esos primeros momentos, muchas veces el doliente necesita tiempo para empezar a asimilar la pérdida, y normalmente su entorno, aunque sea con la mejor intención, no se lo permite. Esto ocurre porque sus seres queridos quieren verla bien y consolarla por todos los medios, y no son conscientes de que el dolor, la tristeza, la rabia, la pena… hay que vivirlos para poder elaborar el duelo adecuadamente. Seguramente, la podrás ayudar más cuando pasen unas semanas, pero tienes que respetar sus tiempos y escucharla mucho, tanto verbal como no verbalmente. Solo eso te dará la clave para saber cómo actuar y, lo más importante, cuando dejar espacio. Espero haberte ayudado. Siento mucho no poder darte indicaciones más precisas. De todas formas, te dejo este artículo por si te sirviera de ayuda. Un cordial saludo.
      https://www.cuidarbien.es/cuidate/todo-lo-que-no-me-gusto-escuchar-cuando-mi-madre-murio-2/

  • Mi mamita se fue el 3 de septiembre un vacío grande son 8 días sin ella y lo que falta …estoy de 5 meses y sentí rabia q x q en este momento …son mucha mezcla de cosas tristeza admiración fue guerrera x estar con una enfermedad por 8 años …no se que mas decir pienso que es como un sueño que espero despertar

  • Hola.. acabo de leerte. siento mucho tu situación.. y lo siento realmente, porque también es la mía. perdí a mi padre con 15 y a mi madre en febrero 2017 con 35.. ella tenía 56 y no lo esperaba. es horrible el sentimiento que te embarga de soledad.. de perdición.. de sentirte huérfano en un mundo con tanto “ruido” en el que para subsistir se debe luchar.. también fui a psi y lo dejé, no estaba cómoda tampoco. al año de que muriera mi madre me di cuenta que nadie me sacaría del agujero en el que estaba metida y decidí forzarme a hacer cosas nuevas, introducir novedades que me hicieran reir o me mantuvieran concentrada en otra cosa de forma contínua y ha sido lo único que me ha ayudado.. una obra integral en casa y apuntarme a clases de baile.. te lo recomiendo seas hombre o mujer.. o música o lo que quieras.. hasta hacer una obra de reforma tb.
    no lo he superado ni mucho menos pero el pecho ya no me duele como antes y es gracias a mi intención de movimiento al querer que ellos esten orgullosos de mí estén donde estén.. solo hay una vida y cada día es un descuento del que no somos conscientes… y solo he reaccionado al asimilar que nadie me ayudaría con mi pena y que yo debía ser mi propia salvación.. ánimo y coge el toro por los cuernos… a vivir y a por todas!!

  • YO PERDÍ MI MADRE EL 11 DE SEPTIEMBRE DEL 2018 Y CREO QUE SERA IMPOSIBLE PODER VIVIR SIN ELLA. ELLA ERA MI MEJOR AMIGA, MI MADRE, MI TODO. CON ELLA HE COMPARTIDO LOS MAS GRANDES MOMENTOS Y LOS MAS PEQUEÑOS. ELLA ME ENSEÑO A REIR Y TAMBIEN ME ENSEÑO A SER CORRECTA, PERO NUNCA ME PREPARO PARA SU PARTIDA, Y ESO ES LO QUE MAS ME DUELE. SI ELLA FUE TODO PARA MI Y HOY YA NO ESTA, COMO PODRE SUPERAR. SI EN ESTE CORTO TIEMPO, ME IMAGINO QUE SALIO A LA CALLE, QUE IBA A REGRESAR,PERO LUEGO REACCIONO Y DIGO ME ESTOY ENGAÑANDO. ENTONCES DIGO COMO PODRE VIVIR SIN ELLA SI HASTA PARA COMER NOS REIAMOS. YO LE CONTABA MIS COSAS, Y ELLA ME ABRAZABA Y DECIA ASI ES HIJA. HOY ME ACUESTO EN SU CAMA Y ESTA FRIA. ANTES ERA DIFERENTE ME ABRAZABA, Y ME SENTIA AUN CHIQUITA A LADO DE ELLA. SOLO SE QUE JAMAS LO PODRE SUPERAR Y LA LLORARE POR SIEMPRE. TE AMO MI AMADITA.

  • Hola a todos, leí muchos comentarios. Mi madre murió el 8 de agosto 2018 a causa de una sépticemia. Tengo 25 años y una hermosa hija de 3. Soy mamá soltera y todos los días me acuerdo de mi madre. Al principio sentía mucha culpa, tuvimos nuestras diferencias como todos, pero realmente nos teníamos mucha confianza. Solía contarle muchas cosas a ella, y siempre me aconsejaba. Duro mes y medio en el hospital diagnosticada con una hepatitis autoimmune. Al salir del hospital tuve que regresar a vivir con ella para hacerme cargo de lo que necesitara. La noche del sábado recuerdo haberme acostado a su lado diciéndole que la quería tanto. Ella como siempre con su hermosa sonrisa me dijo cuanto me quería. Más tarde en la madrugada comenzó a sentirse mal, tuvimos que llamar una ambulancia para llevarla a la clínica. Desde ese momento sabía que la iba a peder, fue como un presentimiento. Duro 11 en coma (entubada) y el 8 de agosto falleció. Hubiese cumplido 45 años el 24 de agosto. Todavía la extraño y se que voy a extrañarle siempre. Espero que todos encontremos La Paz y resignación que necesitamos. Les envío un fuerte abrazo a cada uno de ustedes.

  • Hola a todos. La verdad al igual que muchos de ustedes yo estoy pasando por lo mismo. El 12 de septiembre mi vida se detuvo, ese día falleció mi mamita, que también para mi era mis hermanos, mis tíos, primos y dada su condición, producto de una demencia senil, también se fue mi adorada hijita, mi mayor tesoro, quien me dio la vida, quien me crió y me perdono todos mis errores, quien solo me pedía a cambio una sonrisa, un abrazo. Al igual que muchos me carcome la culpa, me cuestiono el no haberme levantado ese día a verla, desperté cuando la sentí hablando en el pasillo pero confié que, así como siempre lo había hecho, que entraría a mi pieza, pero Dios no lo permitió, aun resuena en mi mente escucharla rodar por la escalera y su tierna voz llamándome pidiéndome ayuda, mi mamita, mi hijita me llamaba y solo atine a pedir ayuda y llevarla a la posta, pensando y esperando que solo hubiera sido golpes y que nos volveríamos a casa en un taxi. No fue así, se fue agravando día a día hasta que partió… y aunque estaba en coma inducido yo le hablaba a su oído: “te quiero, te amo, lucha por favor, no me dejes…”, pero ya cuando estaba partiendo solo pude mentirle: “descansa mamita, descansa y ve con Dios, yo seguiré luchando…” que mentira, te extraño, te necesito, ya no tengo ganas de vivir, de salir, de trabajar, solo quiero que mi partida llegue y volver a verla, volver a estar con ella y pedirle que me perdone todos mis errores, las veces que postergaba todo pensando que lo podríamos hacer otro día, perdóname mamita…
    Ella sufrió toda su vida, perdió a su mamita, mi abuelita, cuando tenía solo 6 años, luego su papa la abandono con un tío que la trato como animal, lucho por una vida y por un hijo, pero a veces siento que el hijo que obtuvo no fue el mejor, perdóname mamita.
    Se que mi actuar puede ser molesto para los demás, pero cómo puedo seguir con mi vida si la razón de ella, mi sustento, mi tesoro ya no esta?
    Sé que llorar y llorar no me traerá de regreso, no me permitirá viajar en el tiempo, pero me da cierta calma…
    Gracias a todos por sus mensajes, así al menos no me siento como un bicho raro.

  • Yo nunca pense que iba a pasar por una situacion asi, tu te puedes preparar todo lo que quieras pero el dia en que tu padres ya no estan contigo , uno no esta nada preparado para esto, a pesar de que uno se dizque prepare para esto.
    Yo perdi a mis dos padres, en menos de un 13 meses perdi a los dos, primero a mi padre y luego a mi madre.
    No te voy a negar que el dolor que se siente es terrible, y que ya que ha pasado el tiempo puedo decir que estoy recuperandome de esas perdidas, hay dias en que se siente mas que ya no estas con tus seres queridos.
    Para mi las fechas especiales llamalas navidad, cumpleanos, etc me dan mas duro, pero hay algo que yo hago es vivir, porque se que donde estan mis seres queridos me quieren ver feliz y seguir con mi vida.
    si tengo momentos de tristeza, y si tengo que llorar….lloro, pero despues de eso sigo mi vida porque se que mis seres queridos me quieren ver feliz, y ademas si tu fuiste una buena hija o un buen hijo y cuidaste a tus seres queridos, les dijistes que los querias, en ti no hay ningun remordimiento y tu le diste a tus seres queridos lo mejor de ti en vida, eso es algo que que hace mas llevadero tu luto y tu dolor.
    Yo soy de los que pienso que tus seres queridos que partieron antes que tu, estan contigo a donde quieras que tu estas, asi que yo estoy segura que donde quiera que yo este llevo en mi corazon a todos mis seres queridos que ya no estan conmigo en mi vida.

  • Hola mi mama fallecido el 15 de enero del 2019 , siento un inmenso miedo y tristeza y dolor y tantas cosas feas en mi corazón extraño tanto a mi mamá cuando tenía este sentimiento iba con ella hablar y ella me escuchaba y pensaba que siempre estaría para mi, ella decía que no sería eterna yo lo sabía pero no pensé perderle tan pronto. No se cómo superare esto, e imagino los próximos días que serán lo mismo, sin mi ma.

    • Yo estoy pasando la misma situación el amor de mi vida se fue justo un dia despues de su cumpleaños el 26 de enero de 2019 , también tengo miedo tristeza rabia era muy joven nos faltaron muchas cosas juntas por vivir, promesas por cumplirnos y cosas por decir siento que me faltaron respuestas yo estuve con ella los últimos días y ella no me dijo nada a mi creo que guardaba la esperanza de salir de ese hospital pero me dejo dicho con varias personas cercanas que me amaba que era su mayor orgullo pero… porque no me lo dejo a mi me dicen que por que no queria que sufriera pero ahora tengo muchos sentimientos encontrados. Cuando me sentía así ella me abrazaba , me decía que todo iba a salir bien y así era todo salia bien ahora que no está se que nada saldrá igual, aunque algunos sientan que aun están con sus mamás en espíritu a mi no me pasa asi yo siento que no esta y aunque intente dar todo de mi no sirvió de nada, quisiera saber que su alma me acompaña la necesito … estoy con mi papá nos hemos aferrado juntos ya que compartieron 40 años juntos; siento que si decaigo el decae no lloramos nunca uno frente al otro pero siempre nuestro tema de conversación es ELLA. Ahora cuido de papá como el tesoro mas grande que me dejo mi mami y tengo miedo de enfrentarme a eso una segunda vez.

  • Hola a tod@s. Mi mamá dejó su cuerpo terrenal para siempre el 18 de mayo del 2018, por la mañana. Cuando se estaba muriendo su cuidadora me llamó, mi hermana estaba también con ella pero le dijo a mi cuidadora que para qué me iba a llamar. Enfin. Estaba trabajando y anduve loco aparcando el coche. Subí a casa y pude besarla y coger sus manos calientes. Ahí me quedé sentado en una butaca junto a ella, como lo hice la noche anterior mirando sus ojos claros y profundos. No podía entonces hablar, respiraba muy débil. Estaba extremadamente delgada, en los huesos. Recuerdo que en un momento me apoyé con ella en su almohada y en un segundo ella se incorporó un poco al verme así y me miró, como sorprendida, pero al poco volvió a su posición. La cuidadora con mucha experiencia me dijo que le quedaba muy poco, yo no me lo creía y aún tenía esperanzas de que se le curara una infección que se le extendió a todo el pie a raíz de un juanete que se le infectó y no se logró curar bien, con la enfermera y con mi hermana que tenía la carrera de medicina, quien estuvo curándola todos los días durante dos meses. Soy el más pequeño de sus hijos, somos 5, uno se murió en un accidente a los 14 años. Mi madre nunca superó aquello. Mi padre se murió a los 76 años también de esa infección que se va extendiendo (gangrena) y porque tenía arteriosclerosis y más problemas de circulación, así como diabético. He vivido con mis padres toda la vida, les he llevado de paseo, como lo hacían conmigo. Cuando mi padre faltó, mi madre y yo éramos inseparables. He ido de paseo con mi madre a todas partes, nos gusta mucho el monte y la llevaba en un 4×4. Ella disfrutaba mucho, pues le encantaba la naturaleza, dar paseos, etc. Ella se murió a los 101 años. Y me pesa haberle dado vacaciones a la cuidadora que la atendió durante los anteriores 5 años, porque en su ausencia tuvimos que poner a otras cuidadoras y no estaban para nada a la altura de la profesional. Mi madre no comía, tal vez porque no sabían tratarla o porque echaba en falta a su cuidadora a la que cogió mucho cariño. Cuando regresó, mi madre ya volvía a comer con ella, pero ya la gangrena estaba muy avanzada y no tenía pinta de poderse curar. Mi hermano es profesional de las plantas medicinales y no me hizo ni caso cuando le dije de probar una planta que había leído que le podía curar. Ni siquiera me respondió cuando se lo pregunté. Aún me echan en cara que he estado con mi madre por conveniencia. Cuando me iba con mi novia mi madre se quedaba sola un finde completo y nadie de sus hijos iba a verla, muy triste. No me arrepiento en absoluto haber vivido con mi madre hasta los 53 años, cuidándola, riendo con ella (nos tirábamos en la hora de las cenas paraguayos, ciruelas y manzanas, rodando por la mesa, menudas risas), paseando con ella (comprobando cómo gracias a mis salidas al monte con ella, bien andando o bien en el 4×4, mi madre relucía salud, adoraba tomar el sol, ver su cara de felicidad…), mi madre no tenía muchas arrugas a pesar de su edad y si no llega a ser por que adelgazó y su infección del juanete, aún estaría con ella paseando. Hoy, en mi todoterreno, me falta algo, no sé salir sin ella en ese coche, siento un vacío. Hoy no hago más que ver vídeos sobre experiencias “ECM”, vídeos sobre las almas, de cuando qué pasa tras la muerte física terrenal. Me vienen a la mente muchas de las frases que ella decía, continuamente, como un don de lenguas. Antes no me salían. Es como si estuviera dentro de mí, fuera mi ángel de la guarda o mi guía espiritual. Estuvimos muy unidos. Mi pareja actual no es mi madre, aunque sí que se conocieron y eso me tranquiliza en ciertos aspectos y me ayuda a vencer ese vacío. Bueno, podría estar escribiendo una novela con todo esto. Por mucho que nos duela su recuerdo, su cariño que ya no lo puedes palpar físicamente, tenemos que sobreponernos pensando en lo mucho y muy agradecida que ha estado con nosotros por darle esa vida tan llena de amor, de risas, de vivencias. Y agradecido también por poder haberla disfrutado y extendido lo máximo posible su salud. Mi madre era muy dulce y escucharle cantar “la cucaracha ya no puede caminar”, es muy fuerte ahora que ya no está, que su cuerpo está convertido en cenizas, que tengo en una urna en mi casa, la cual adorno con las hojas secas de su centro de flores y un vaso de agua que voy reponiendo a los x días. A mi madre le gustaba mucho el agua fresca. A veces me parece percibir su presencia. Gracias.

  • Cuando falleció algún miembro de mi familia, estando frente a él, ya muerto, le dije que lo perdonaba de algunas cosas graves que cometió en mi contra. Y en ese momento, sentí un fuerte dolor en ambos senos, como si me los estuvieran apretando… ¿Qué sería?

    • Querida Marisol: Muchas gracias por tu comentario. Respecto a tu consulta, creo que no debes preocuparte. Probablemente, el dolor que sentiste fue una consecuencia de la tensión que estabas viviendo. Espero que ahora te encuentres bien. Un cordial saludo.

  • Mi madre me dejó hace casi dos años, pero parece que fue hace unos meses. No logro superarlo. Siento que vivo con sólo un 50% de lo que era, mi mamá se llevó una mitad y así tan incompleta siento que nunca podré ser feliz. Puedo recordar todo sin derramar una lágrimas, pero cuando siento el vacío que me dejo, en el mundo, en su casa, en sus pertenencias, en mí, se torna algo demasiado perturbador. Recuerdo mi casa, que era la de ella y la de mi infancia, con un paisaje nublado, vacío, con poca luz y con una angustia que va por dentro que es indescriptible. Una soledad muy dolorosa y vivo el recuerdo de mi casa como si fuera un mundo paralelo, como si ahora lo que quedo es algo muy distinto, como si yo hubiera quedado en otra dimensión. Es muy triste y desolador lo que siento

  • Hola a tod@s!He descubierto esta pagina por casualidad y me siento muy idebtificada con vosotros.Yo perdí a mi querida madre el pasado 22 de enero de 2018 y me parece a dia de hoy muy dura su ausencia. Tras casi 6 años de lucha contra el cancer y aún siendo conocedora de la gravedad de la enfermedad, jamas tiró la toalla, jamas hablamos de la muerte todo en ella era vida espiritu de superación y ganas de vivir…por eso al cerrar los ojos veo su sonrisa dibujada en su precioso rostro que jamás perdió aun estando sus ultimos dias en la UCI.Es por eso y por todo lo que vivimos y me enseñó que intento seguir adelante tras mucho dolor y sufrimiento no hay dia que no la recuerde y mi temor es que se me olviden nuestros momentos vividos nuestros recuerdos pero me he dado cuenta que el amor es mas fuerte que la muerte y siempre estara conmigo.La echo muchísimo de menos pero me siento muy orgullosa por su legado y pese a todo habernos dicho cada dia lo mucho que nos queriamos y lo importante que eramos la una para la otra…en cierto modo es mi consuelo el pensar que estuve siempre a su lado y sacando fuerzas y una sonrisa cuando mas lo necesitaba. Tambien pienso que una parte de mi se fue con ella y que jamas volveré a ser la que era pero tampoco quiero esa parte de mi le pertenece a ella…ahora intento “ser” la persona que me enseñó a ser y ver las cosas y la vida desde otra perspectiva y a dar gracias por lo que tengo y cada dia que pasa es uno más vivido.Gracias mi Campeona por existir.Te Quiero Infinito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Campos obligatorios

Artículos relacionados