Cuídate

Moderada

El triptófano es la chispa de la vida alimentaria

Alimentos para subir el ánimo

La gran mayoría de las personas quiere ser un buen hijo. Pero, al igual que ser padre, nadie sabe exactamente qué obligaciones conlleva y cuál es la mejor manera de llevarlas a cabo. La demencia y, más concretamente el Alzheimer, pone a prueba el significado que encierra este concepto. Responsabilidad, entrega, sacrificio y paciencia son palabras que nos vienen de inmediato a nuestra cabeza, pero, y si a estos conceptos tan serios les añadiésemos otros más ligeros, como el buen humor. ¿Acaso no haría mucho más agradable el deber? ¿Ser bueno podría ser divertido? Y si fuera posible, qué necesitaríamos para estar de buen humor. Pues, además de escuchar a Gila, parece que asegurarnos que nuestra dieta nos proporciona suficiente triptófano sería una buena ayuda.
 

¿Qué es el triptófano?
Se trata de un aminoácido o, lo que es lo mismo, la estructura básica de la proteína. Cada célula del cuerpo humano contiene proteínas, y éstas, a su vez, están formadas por aminoácidos. La estructura básica de la proteína es una cadena de aminoácidos. El triptófano es, además, un aminoácido esencial porque nuestro cuerpo no lo puede producir y tiene que adquirirlo a través de los alimentos.  Se encuentra en las proteínas de origen animal y vegetal. El cuerpo humano necesita un gran número de aminoácidos y en cantidades bastante elevadas para mantener una buena salud.  Los nueve aminoácidos esenciales son: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.
 
¿Cómo actúa el triptófano?

El cuerpo, tras absorber el triptófano obtenido de los alimentos, lo convierte en 5-hydroxytryptophan o 5-HTP y, posteriormente, en serotonina, melatonina y en niacina, un tipo de vitamina de complejo B. La serotonina es una hormona encargada de transmitir las señales entre las células nerviosas del cerebro. Un cambio en el nivel de serotonina puede producir cambios en el humor. La serotonina proporciona bienestar y disminuye la ansiedad. Regula el apetito al producir sensación de plenitud, equilibra el deseo sexual, controla la actividad motora, las funciones perceptivas y cognitivas y el umbral del dolor. Al convertirse también en melatonina, ayuda a regular el reloj interno de las personas y facilita el sueño. En cuanto a la niacina, se encarga del funcionamiento del aparato digestivo, de la piel y de los nervios, y desarrolla un papel importante en el proceso de convertir alimentos en energía.
 

¿Dónde lo podemos encontrar?
Las gambas es uno de los alimentos más ricos en este aminoácido. Le siguen el bacalao (las cocochas) y las vieiras. Destacan también pescados como el atún, halibut, el salmón y  las sardinas. El jamón serrano, el pavo y el pollo también lo contienen.  Y los quesos, como el parmesano y el emmental. Entre las legumbres: las alubias y las lentejas. Y en los frutos secos: el cacahuete, las semillas de calabaza y las nueces. En la leche y los huevos también se encuentra. Y en el favorito de todos: el chocolate negro.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Campos obligatorios

Artículos relacionados