Cuídate

Moderada

¿Cómo puedo declararle la guerra al picoteo?

Trucos para cuidar tu alimentación

    Desde que la madre de Teresa ingresó en el hospital por una fractura de cadera, ella comenzó a adelgazar. La fractura de cadera de su madre aceleró su demencia, y muchos días ya ni la reconocía. Teresa se metió entonces en una espiral que le llevó a adelgazar cinco kilos y a perder los nervios con sus hermanos en los momentos más inoportunos.

    Se pasó un mes comiendo cualquier cosa en la cafetería del hospital y tomando una ensalada para cenar. Hasta que un día, una de las enfermeras le dijo: “Si sigues así, no sé quién se va a ocupar de tu madre. Porque tú, desde luego, no”. Después de aquel comentario, le entró miedo, y se leyó atentamente la información que le pasó una amiga sobre cómo cuidar la alimentación.

    1. Tenía que comer, al menos, cinco porciones de fruta y verduras al día. “Nada menos que cinco”, pensó.
    2. Debía cuidar también el desayuno. Un buen momento para comer alimentos con más almidón, como copos de avena o cereales integrales.
    3. Para evitar los bajones que le daban por la tarde, en la comida tenía que tomar hidratos de carbono integrales con almidón.  Eso significaba que debía incluir pan, arroz o pasta integral porque son alimentos ricos en fibra y liberan energía de forma más lenta a lo largo del día.
    4. Almacenar en casa frutos secos y verduras en conserva o congelada. Así le sería más fácil comerlos. Estos alimentos, ricos en vitaminas y minerales, son más baratos, duran más y son más fáciles de añadir a las comidas.
    5. Guerra al picoteo. Tenía que ser regular en las comidas (desayuno, comida y cena más un par de tentempiés saludables). De esta manera, no le faltaría energía, y le resultaría más difícil caer en la tentación de comer cualquier cosa entre las comidas.
    6. Tenía que decir adiós a las grasas saturadas, presentes en las carnes grasas y en los dulces. De no hacerlo, su colesterol subiría y podría acabar con una enfermedad cardiaca. Así que debía abandonar la carne roja de buey, vaca, ternera, cerdo y cordero. Y nada de embutidos, como el chorizo, salchichón, salchichas y morcillas.

    Algunos trucos que le facilitaron otras cuidadoras:

    • Prepara el domingo por la noche un cuenco grande para toda la semana con muesli y avena. Y por las mañanas solo tendrás que añadir el yogur o la leche y unos trocitos de plátano y manzana.
    • Cocina los espaguetis (pasta integral) con zanahoria picada, calabacín, apio y otra verdura de temporada, y de postre, siempre, macedonia. Así es más fácil conseguir tomar las cinco porciones diarias de fruta y vegetales.
    • Ten fruta y frutos secos en el coche y en el bolso.  Es la mejor manera de evitar las ansias por comer galletas de chocolate por la tarde.
    • Organízate. Dedica un día a hacer la compra y cocinar para el resto de la semana. Así siempre tendrás preparado algo en la nevera.

    Fecha de publicación: 25 noviembre 2014

    CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

    La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc. que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

    ¿TE AYUDAMOS?

    Estamos a tu lado para ayudarte a buscar soluciones que se adapten a ti y a tu familiar.

    01

    Residencias mayores

    Estancias temporales y permanentes con equipo médico propio para que tu familiar esté siempre bien cuidado.

    02

    Aprende cómo cuidar en el hogar

    Nuevo curso online creado por expertos de Sanitas Mayores. Adquiere la base y herramientas principales. ¡Contrátalo ahora por solo 149 €!

    03

    Servicios a domicilio

    Amplia oferta de servicios de especialistas a domicilio para que tu familiar esté en las mejores manos: cuidadores, fisioterapeutas, enfermería…

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    * Campos obligatorios

    Artículos relacionados